Ovación

Dos partidos en uno

Argentina juega contra el México de Martino. El Tata no la enfrenta desde que se fue en 2016.

Martes 10 de Septiembre de 2019

Argentina y México se verán las caras esta noche a las 23 en el estadio Alamodome de San Antonio, Texas, en EEUU, en el segundo encuentro de fecha Fifa correspondiente a septiembre. Aunque a simple vista se trate de un compromiso más en el calendario, mientras cada seleccionado prueba nombres y el funcionamiento ideal, no lo es. Al menos por los condimentos que se le imprimen y sobre todo (y aquí sí válgase especialmente para el fútbol rosarino) porque cara a cara estarán dos entrenadores criollos, dos técnicos de riñón leproso que también representan un duelo de generaciones: Gerardo Martino v. Lionel Scaloni. El primero, de capacidad probada, larga trayectoria y consagrado. El segundo, haciendo sus primeros pasos como entrenador de un primer equipo, nada menos que en la selección nacional. Compañeros en el Newell’s de 1995 hoy la vida y las carreras futbolísticas los cruzarán por otras latitudes, aunque con ideas similares.

   Además, esta será la primera vez que el Tata enfrente a Argentina como entrenador de otra selección después de dejar la albiceleste en 2016. Si bien sabe a la perfección lo que ello significa, porque lo hizo cuando dirigía a Paraguay, la ocasión será especial por esa salida, empujado por una situación institucional en la AFA que no daba para más. En aquel momento Martino, quien llegó en 2014, intentaba armar un equipo para ir a los Juegos Olímpicos y ese terminó siendo el pasaporte de salida de un contexto deplorable. Dirigentes ineptos y ausentes, los clubes dándole la espalda y un runrún de situaciones asfixiantes. Encima en la espalda del Tata pesaba la mochila de las dos finales perdidas en Copa América ante Chile. Pese a hacerlo en penales y de ser el técnico con mejor porcentaje de efectividad de los últimos años, pagó caro aquellas placas finales.

   Desde entonces, Martino tomó otros caminos lejos del bullicioso y desordenado fútbol argentino. Tantas veces vergonzoso y manoseado. Se fue a dirigir a la MLS de EEUU y ahí se convirtió en un emblema del Atlanta United, una franquicia de estreno que encontró en él a un conductor ideal para escribir los primeros capítulos de su historia. ¿Era una liga menor esa para el Tata después de tanto recorrido, incluyendo al Barcelona de Lionel Messi? Poco le importó, ahí encontró el oxígeno y las condiciones para imponer un estilo de fútbol poco habitual para el "espectáculo del soccer". Consagrado, decidió seguir por otros lares y allí apareció en el horizonte la selección mexicana, en la que asumió en enero.

   Al frente del Tri, Martino también ganó un título: fue de inmediato. La Copa de Oro de la Concacaf y acumula un invicto de 11 encuentros, todo lo que abarca hasta hoy su gestión y lo arriesgará nada menos que ante su ex selección. Mientras México expresa cada vez mejor la idea futbolística del DT campeón con Newell’s en 2013 pese a que no tiene ningún ideal de equipo, Argentina busca lo suyo de la mano de Scaloni. Es que al tiempo que Tata se consagraba en Concacaf la albiceleste intentaba un conjunto competitivo, renovación mediante, en la Copa América de Brasil en la que terminó 3ª.

   Sin Messi, suspendido, y con mayoría de jugadores a los que está midiendo, el ex lateral nacido en Pujato y de cantera leprosa como Martino intenta convencer al futbolero argentino con una selección que no prende. Tal vez necesite más tiempo, eso indica la lógica, pero Scaloni también debe lidiar con los cuestionamientos que se apoyan en su inexperiencia y en decisiones poco entendidas. Tras un Mundial de Rusia 2018 decepcionante con Jorge Sampaoli en el banco, Claudio Tapia eligió al ex 4 para calmar las aguas, primero en modo "transición". Tras la Copa América 2019, en forma definitiva de cara a las eliminatorias hacia Qatar 2022.

   Argentina es uno de los últimos grandes verdugos de México, con el que no pierde desde hace nueve partidos. De ellos, seis fueron victorias albicelestes y dos en copas del mundo, incluyendo aquella con el golazo de Maximiliano Rodríguez en Alemania 2006. De 2004 data la última conquista del Tri: 1 a 0 por Copa América en fase de grupos. Hoy México volverá a pararse ante Argentina con un ex DT albiceleste justamente que también pondrá en juego su incipiente récord. ¿Qué dirán los gestos? ¿Quién podrá imponer el juego? ¿Quién marcará la cancha en este duelo argentino-mexicano y, curiosamente, además leproso?

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario