clasico rosarino

Dos goles cada uno en el Gigante de Arroyito

El empate fue justo en el cotejo que quedó en la historia como el primero en el estadio del Mundial 78.

Jueves 12 de Septiembre de 2019

Cuarenta años se van a cumplir el 30 de septiembre del primer clásico jugado en el Gigante de Arroyito, la nueva denominación del estadio centralista tras la disputa del Mundial. Central volvía a su casa a recibir a Newell’s luego de dos encuentros en los que hizo de local en el parque Independencia. Fue por la 14ª fecha del torneo Nacional de 1979 cuando ya sonaba “La Sinfónica” de Don Angel. Una formación auriazul que entusiasmaba frente a un Newell’s con grandes jugadores dirigidos por el Piojo Yudica. El resultado fue un 2 a 2 que marcó justicia por el juego desplegado, que empezó con todo, que tuvo tres goles en la etapa inicial y el empate rápido en el complemento que tranquilizó a todos, es que prácticamente cerró el reparto de puntos que los equipos no vieron mal.

   En el Metropolitano no se habían enfrentado porque se jugó en dos zonas y sin clásicos. En cambio, sí hubo interzonales en el Nacional. Este, por la 5ª fecha, arribó en un mal momento leproso, al punto que llegaba con una derrota en su propia cancha frente a Huracán por 5 a 3. Mientras que el canalla lo hacía con un 0-3 como visitante de San Lorenzo.

   Y las emociones máximas aparecieron tras el primer cuarto de hora, cuando Félix Orte se animó en una personal y “tras eludir a Aguerópolis se cerró en diagonal y con violento remate venció a Civarelli”, contó La Capital. La primera igualdad llegó quince minutos después cuando una falla de la defensa local derivó en varios remates al arco de Ferrero, que no pudo con el último toque a la red de Víctor Rogelio Ramos.

   Central tomó las riendas y fue por el desnivel, aunque sufrió cuando Ramos robó una pelota mal entregada de Ghielmetti y pese a estar exigido disparó al arco, pero la pelota no llegó a entrar por el esfuerzo de Van Tuyne para sacarla casi en la línea de sentencia.

   Pero el 2 a 1 fue auriazul cuando Trama, a los 43’, recibió de Manzi y se metió entre los centrales rojinegros y sacó un remate que Civarelli no pudo atajar. Y la igualdad llegó a los 4’ de la parte final cuando José Luis Petti saltó solo para cabecear al gol un córner lanzado por Ramos, quien poco después “pellizcó una pelota que no fue gol por la oportuna intervención de Ferrero y un compañero”.

   El canalla había sido un poquito más, pero la igualdad no estuvo mal. Sí consiguió vencer en la revancha en cancha de Newell’s con gol del Patón Bauza, que en este primer clásico del año estuvo en el banco de suplentes, lo mismo que el Chiquilín García, quien también le dio la victoria al canalla al año siguiente en el Parque.

   En cuanto a los leprosos, en este cotejo se dio la presencia con la camiseta rojinegra de los hermanos Daniel y Mario Killer, quienes habían defendido la auriazul en 7 clásicos entre 1974 y 1975. Algo que se repitió en el segundo del 79. En tanto, en Newell’s jugaron el campeón del mundo Américo Gallego y el experimentado goleador Héctor Casimiro Yazalde, quien en el primer partido de la década del 80 marcó dos goles en un 3-0 en Arroyito.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario