Ovación

Djokovic eliminó a Nadal y se metió en la final de Wimbledon

Se reencontró con su tenis excelso y tras 15 meses de altibajos llegó a la final (hoy a las 10).

Domingo 15 de Julio de 2018

El tenis hubiese sido demasiado injusto con Novak Djokovic si no le hubiese dado la posibilidad de renacer a lo grande. Es que, desde el 2011, cuando se instaló en la cima del mundo el serbio se convirtió junto a Roger Federer, Rafael Nadal y Andy Murray en parte indiscutible del maravilloso Big Four, ese grupo selecto que se llevó prácticamente todos los torneos grandes en la última década y media. Tras lesiones y tiempo largo de altibajos e incluso con operación mediante en el codo, a Nole le estaba costando meterse en las discusiones jerárquicas, pero Wimbledon le dio la posibilidad de renacer, el césped sagrado fue su bendición. Y en enorme versión, muy parecida a la del mejor Djokovic, despachó a Rafael Nadal en una semifinal inolvidable para ir en busca hoy del título, desde las 10 (Espn), ante el sudafricano Kevin Anderson, que el viernes también escribió su historia en la Catedral al sacar a John Isner en 6 horas y 36 minutos de juego. Nole se llevó su partido ayer por 6/4, 3/6, 7/6 (9), 3/6 y 10/8 (completó cinco horas y cuarto divididas en dos días de desarrollo ya que no pudieron completarlo en la jornada anterior por lo tardío del desarrollo) y buscará su cuarto trofeo en el All England. Con la interrupción Djokovic estaba 2 a 1 en set, pero dio la sensación, cuando retomaron el encuentro, que ni el parate les sacó ritmo.

"Si pienso en los últimos 15 meses y lo que ha costado llegar hasta aquí… Han pasado muchas cosas. Estoy en la final luego de ganarle al mejor jugador del mundo en uno de los partidos más largos que he jugado… Estoy abrumado", dijo Nole luego de la victoria. Abrumado por las emociones y las sensaciones positivas de poder volver a jugar de igual a igual con los mejores. "Es muy complicado describirlo y escoger las palabras adecuadas", resaltó de nuevo. Y agregó: "Esto es por lo que uno trabaja y vive". Nadal, por su parte, se quedó sin la posibilidad de acceder a la definición, pero aún así el manacorí mostró un nivel superlativo en toda la competencia cuando justamente el césped no era su lugar predilecto, pese a que ganó allí dos veces. La última fue hace 8 años.


¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario