Ovación

Dirigir para cooperar

La Cooperativa de Arbitros de Rosario cumple su décimo aniversario y con más de 140 asociados es la más grande del interior.

Lunes 03 de Diciembre de 2018

Que una cooperativa de trabajo de una profesión tan individual cumpla diez años de existencia en un contexto socioeconómico tan inestable como el argentino, sin dudas que es meritorio. Más aún cuando este sistema de cooperación muchas veces irrumpe como antídoto saludable ante las crisis de otros modelos de organización económica. O por el abuso descarnado de dichos modelos. Donde el fútbol no es la excepción, ya que es habitual que el autoritarismo trate de vulnerar derechos en pos de mayores réditos personales o sectoriales. Por eso es comprensible la satisfacción que muestran los integrantes de la Cooperativa de Arbitros Rosario (CAR), que celebran su décimo aniversario luego de transitar momentos de zozobra, incertidumbre, embates y hasta incluso tener que hacer algún tipo de depuración para preservar el interés general de sus cooperativistas y así poder llegar a este presente que los ubica en un lugar de preponderancia como entidad.

Durante una conferencia de prensa, el presidente de la CAR, Matías Kraier, mostró satisfacción porque "a lo largo de estos diez años nunca perdimos de vista el objetivo que nos unía, el de trabajar en pos de la profesionalización del fútbol del interior en materia arbitral", sentenció a manera de apertura del diálogo con periodistas.

Luego el titular de la cooperativa le confió a Ovación que "ahora el desafío es mantenerse y liderar la iniciativa de alcanzar una unidad con los demás árbitros que hay en Rosario para fortalecer la defensa de los derechos de la actividad".

¿Cuántos árbitros asociados tiene la cooperativa?

En la actualidad más de 140 asociados, lo que nos posiciona como la cooperativa de trabajo arbitral más grande del interior del país. Arbitros que trabajan y nos representan en todas las competencias, con una preparación académica y física acorde a las exigencias.

¿Cuándo dice todas las competencias, se refiere también a la primera división?

Por supuesto. Porque la cooperativa surgió no sólo con la premisa de defender los derechos de los árbitros, que en ese momento estaban siendo vulnerados por un determinado dirigente, sino también con la convicción de que la mejor manera de desarrollar la actividad era con el cumplimiento de una exigente metodología de formación. Y así lo hicimos. Con nuestros más de 140 árbitros asociados integramos el plantel profesional de la AFA, en las categorías mayores del fútbol argentino dirigiendo primera división y Nacional B. Recorremos los diferentes caminos para dirigir los partidos del Federal A. Llevamos diez años forjando las bases en la profesionalización del fútbol del interior en ligas importantes afiliadas al Consejo Federal, como la Liga Deportiva del Sur, la Liga Casildense, la Venadense y la Interprovincial. Y también ampliamos nuestra base de sustentación laboral en los diferentes campeonatos de jerarquía de la ciudad como los que desarrollan la Asociación de Fútbol Amateur Rosario (Afar), Liga de Bancos y Seguros, Copa Pyme, Escuelas de Fútbol Agrupadas, Gimnasia y Esgrima Rosario y Liga Campesina.

Aludió a la necesidad de unir a todos los árbitros de Rosario. ¿Por qué?

Porque la diversidad de colegios con pocos árbitros debilita y precariza la profesión y se vulneran los derechos porque quedan expuestos. En la ciudad debe haber alrededor de 500 jueces, de los cuales el mayor porcentaje está en la cooperativa, y nuestros más de 140 asociados saben que sus intereses son defendidos todos por igual y no sólo en lo que hace a sus condiciones laborales, sino también en cuanto a los honorarios. El espíritu del cooperativismo logra justamente eso, que los trabajadores no queden expuestos a perder por los acuerdos individuales.

Martín y Boxler, dos referentes

Kraier estuvo flanqueado durante la conferencia por los ex árbitros Claudio Martín y Carlos Boxler y estuvo como invitado Diego Maio, coordinador de seguridad deportiva provincial, quien habló de los protocolos de prevención.

Boxler recordó que "la idea fundacional de la cooperativa fue crear un gran colegio en el que se preserve la dignidad y honestidad de la profesión, con el paso del tiempo alcanzamos el objetivo, ahora el desafío es mantenerlo".

Claudio Martín aseguró con determinación que no hay ninguna confrontación con el Sindicato de Arbitros de la República Argentina (Sadra). "La cooperativa no es una organización antagónica al Sadra, todo lo contrario, porque nuestros asociados están sindicalizados como corresponde a la actividad", enfatizó el ex juez, hoy cumpliendo el rol de instructor dentro de la estructura.

También Martín volvió a ser consultado sobre las ventajas o perjuicios de la utilización del Video de Asistencia al Referí (VAR) y su futura aplicación en el fútbol argentino. "Particularmente considero que se está cometiendo un error en buscar a la hormiga y no al elefante, porque lo que se trata es de que no haya errores groseros, pero en el afán de pretender la perfección se está llevando el juego a que sea interrumpido y demorado más de la cuenta y eso desnaturaliza al fútbol", concluyó.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

script type="text/javascript"> window._taboola = window._taboola || []; _taboola.push({flush: true});