Ovación

Diego Osella, un DT tajante: "En Newell's necesitamos ganar el clásico"

Diego Osella es consciente de que Newell’s debe imponerse en el clásico y cortar la racha. “Tenemos nuestras armas y hay que confiar”, le dijo el DT a Ovación.

Jueves 14 de Abril de 2016

Diego Osella jugará su primer clásico como técnico de Newell’s. Un lindo desafío que tendrá enfrente y de lograr un buen resultado le permitiría cortar la racha adversa sin triunfos ante Central. Un mérito de suma importancia en este momento rojinegro. “Para nosotros es un partido superimportante. Es nuestro clásico y necesitamos ganarlo. Todos somos conscientes de eso”, le expresó a Ovación el entrenador, que lucía aliviado por haber obtenido la primera victoria en el torneo y sacarse de encima el karma que lo perseguía al conjunto del Parque. Los tres puntos obtenidos ante Huracán no sólo sirvieron para eso, si no también para sacarse un peso de encima y obtener una dosis de tranquilidad para transitar la semana de trabajo. Días diferentes, con muchas expectativas y ansiedades. En el medio la fiesta del pueblo leproso con el tradicional banderazo que se realizará el jueves y el pedido de siempre.

El DT de Acebal estaba aliviado. Los tres puntos que el sábado quedaron en casa le permitieron disminuir la presión interna y externa. Haberse sacado la mufa le entregó paz para lo que serán los próximos días que desembocarán en el duelo del domingo, a las 14, en el Coloso. Ni bien concluyó el cotejo con el Quemero comenzó a pensar en el canalla. “Teníamos que ganar por cómo veníamos. Es importante para nosotros, para los jugadores y la gente. Cuando el equipo gana, ilusiona. Ojalá sea el inicio de una serie de triunfos que le devuelvan al club la tranquilidad que no tenía”, analizó.

“¿Te sentís algo aliviado?”. Osella miró con firmeza y contestó sin titubear. Rápido, sin tomarse tiempo como para reflexionar antes de entregar una respuesta. Y confesó: “Los triunfos dan eso, lo necesitábamos. Hemos sufrido más de la cuenta y merecimos mucho más. Sin hacer nada extraordinario hemos visto equipos que con menos que nosotros ganan. El triunfo nos entregó tranquilidad por haber superado a un rival que viene peleando, que tiene jerarquía y está realizando una buena Copa”.

Hacía mucho que la reflexión antes de cada juego desembocaba en la necesidad de ganar. Y se fue repitiendo en el tiempo. Con el Globo llegó el día de sumar de a tres, justo en la previa del encuentro más valioso de la ciudad. “Llegó en el momento indicado. Perdimos un solo partido, con Lanús, pero empatamos mucho”, expresó. Enseguida argumentó: “Más allá  del rival, igualamos con Aldosivi y ellos luego le ganaron a Racing. Hoy ningún rival es fácil, pero a nosotros se nos venía escapando, principalmente de local. Con producciones superiores al rival, sin ser avasallante y de visitante, que por fortuna o intervenciones de Lucho (Pocrnjic) no perdimos. Siempre ganar da tranquilidad”.

En la previa, Osella había aceptado que a esta altura no importaba jugar bien o el estilo sino ganar. Lo que importaba era el resultado, algo que se percibía por la ansiedad de la gente. El entrenador indicó que “el fútbol va camino a eso, a que sólo importe ganar porque es lo que te sostiene, lo que te hace pelear e ilusiona. Cuando uno encuentra la regularidad entonces busca las formas. Por eso había dicho que no importan las formas si no dejar el triunfo en casa”.

Newell’s viene sin poder vencer a Central hace tiempo y ponerle coto a esa situación ubicaría a Osella en un capítulo de la historia leprosa. “Es un partido importante, nuestro clásico, y necesitamos ganarlo. Lo empezamos a jugar después de Huracán. Trabajando y preparándonos para estar a la altura porque jugaremos 90 minutos de furia. Habrá que imponerse”.

—Es un lindo desafío porque si lográs cortar la racha adversa podés ganarte el corazón de la gente. ¿Lo pensás así?

—Como sucede siempre, los clásicos son determinantes. Uno se juega algo importante, tenemos nuestras armas y hay que confiar. Pensar que con mucho sacrifico e intensidad las cosas pueden salir bien.

"A Fértoli le dimos la chance, entró y resolvió”

“El Rayo (Fértoli) viene muy bien, es parte del proceso de inferiores. Hay que darles chances a los chicos, se la dimos en un momento caliente, entró y resolvió. Hizo un partido muy bueno y la tranquilidad es que cuando miramos para abajo hay un contacto fluido. Esto nos da tranquilidad”, dijo Osella en referencia a Fértoli, autor del tanto de la victoria de la Lepra.

Jugó dos ante Central y los ganó

Osella vistió la camiseta de Newell’s en cinco encuentros, pero su debut fue inolvidable. Lo hizo en el torneo Centenario de 1993 (27 de junio) nada menos que ante Central. La victoria fue leprosa por 2 a 0, con goles de Diego Garay y Fernando Calcaterra. Y en la revancha, en Arroyito, también su equipo se quedó con el triunfo, en este caso por 1 a 0, con tanto de Diego Castagno Suárez. Es decir sus antecedentes como jugador fueron favorables en el duelo con los auriazules.

La formación del equipo que jugó en el Parque fue con: Leonardo Díaz; Damián Menéndez, Alberto Gallucci, Diego Osella y Juan José Zárate (Pedro Aguírrez); Lucio Ramos, Diego Castagno Suárez y Marcelo Escudero (Cristian Ruffini); Diego Garay, Claudio Enría y Fernando Calcaterra. DT: Roberto Puppo. Suplentes: Cesar Jaime, Jorge Priotti y Aldo Soria.

Su último partido con la rojinegra lo jugó el 12/09/1993, por la 1º fecha del Apertura, frente a Deportivo Mandiyú (cayó por 3 a 1). El equipo formó con: Norberto Scoponi; Fabián Garfagnoli, Alberto Gallucci, Diego Osella (Hernán Franco) y Diego Cerro; Juan Manuel Llop, Gerardo Martino y Alfredo Berti; Diego Castagno Suárez, Fernando Calcaterra (Iván Gabrich) y Alfredo Mendoza. DT: Jorge Solari. Suplentes: Cesar Jaime, Rodolfo Aquino y Carlos Morales Santos.

En Newell’s jugó 5 encuentros, 4 por la Copa Centenario 1993 (marcó 1 gol) y uno en el Apertura del mismo año.

 

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario