Ovación

Di María se despidió de Real Madrid con una dura carta abierta contra los dirigentes

Angelito habló de las "mentiras" de la dirigencia del club merengue del cual esperaba un gesto que nunca llegó hacia él. Lamentó no ser "del gusto futbolístico de alguna persona".

Miércoles 27 de Agosto de 2014

Angel Di María dejó en claro tras su transferencia al Manchester United que nunca quiso irse del Real Madrid.
 
"Lamentablemente hoy me toca irme, pero quiero dejar claro que ése nunca fue mi deseo", señaló Fideo en una carta de despedida publicada hoy en los diarios españoles y reproducida en las redes sociales.
 
Di María firmó ayer su contrato con el Manchester United después de que el club inglés pagara 59,7 millones de libras (98,7 millones de dólares) por el rosarino.

A continuación la carta abierta de Angel Di María:

"Estimado Madridismo
 
Mi ciclo en el Real Madrid ha llegado a su fin. Es imposible plasmar todo lo vivido en unas líneas, pero valga esta carta para comunicar lo que siento en el momento de la despedida. En estos cuatro años que tuve el honor de vestir esta camiseta no siento más que orgullo por todo lo que pasé y conseguí junto a mis compañeros.
 
Lamentablemente hoy me toca irme, pero quiero dejar claro que ese nunca fue mi deseo. Como cualquier persona que trabaja, siempre he querido progresar. Después de ganar la Décima me fui al Mundial con la esperanza de recibir un gesto de la Directiva, algo que nunca llegó. Se hablaron muchas cosas y muchas mentiras. Siempre quisieron atribuirme la iniciativa de salir del club, pero no fue así.
 
Lamentablemente no soy del gusto futbolístico de alguna persona. Yo lo único que pedí es algo que fuera justo. Hay muchas cosas que yo valoro y muchas de ellas nada tienen que ver con mi salario. Espero encontrarlas en el Manchester United, uno de los clubes más grandes del mundo con el que ojalá pueda hacer historia.
 
He tenido la suerte de compartir vestuario con jugadores fantásticos, que han sido incluso mejores compañeros. Creo que esa fue la clave para conseguir la Décima. Quiero pedir disculpas por las veces que me equivoqué, dentro o fuera de la cancha. Nunca fue mi intención perjudicar a nadie. Sudé esta camiseta cada partido como si fuera el último. Había veces que las cosas me salían y otras que no, pero lo que sí puedo asegurar es que siempre lo di todo.
 
Quiero agradecer a España por todo lo que me dio y en especial por permitir que mi hija nazca en esta tierra. Y de manera muy particular a la gente del hospital Montepríncipe, a los que siempre voy a llevar en mi corazón. Mi mujer, mi hija y yo estaremos eternamente agradecidos. También a mis compañeros, que me dieron su apoyo siempre, en las buenas y en las malas, a los distintos cuerpos técnicos con los que me tocó trabajar y también a todas las personas que trabajan día a día en el club, con las que guardo una gran relación.
 
Deseo que el Real Madrid tenga una gran temporada y consiga los logros que este club siempre busca. Me llevo para siempre en mi memoria ese momento en la Supercopa en el que salté al Bernabéu y recibí de la afición un cariño tan inmenso. Muchísimas gracias. Todavía tengo la piel erizada. No se me ocurre mejor despedida para el que lamentablemente fue mi último partido.
 
¡Hala Madrid! ¡Y hasta siempre!
Angel Di María"

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS