Ovación

Di María hizo un doblete y le dio un duro golpe a un pobre Real Madrid

El Fideo celebró en la victoria del PSG por 3-0 ante un equipo merengue muy por debajo de las expectativas.

Miércoles 18 de Septiembre de 2019

El Real Madrid dejó una pobre imagen en París tras recibir la primera derrota de la temporada en el partido inaugural de la fase de grupos de la Champions, un duelo resuelto con un doblete del exmadridista Ángel Di María antes de la primera parte, cuando los blancos pasaron sus peores momentos.

París Saint-Germain se impuso por 3 a 0 en Parque de los Príncipes, en lo que fue el primer test serio para el Real Madrid de Zidane y en el que quedó muy lejos de las expectativas. Ni siquiera consiguió añadir emoción a un partido que evidenció las carencias defensivas del trece veces campeón de Europa. Tanto Carvajal como Varane fueron un auténtico regalo para los franceses, que jugaron a su gusto.

La noche arrancó mal para un Madrid que sufrió con las dudas de Militao y con el resultado desde bien pronto. Sobre el cuarto de hora, Di María ajustició a sus excompañeros con un zurdazo violento tras recibir un pase del español Juan Bernat.

Embed

El tanto alivió a los de Tuchel y les permitió mejorar el control del encuentro pese a las importantes bajas de Neymar, Mbappé y Cavani.

2019-09-18 di maria 74587645.jpg

Un disparo de Hazard, que lo intentó sin suerte y una falta de Bale, que acarició el travesaño, fueron las únicas ocasiones de un Madrid que a punto estuvo de enchufarse en el partido con una emboquillada de Bale. El galés controló el balón con la mano y el gol fue anulado tras la revisión del VAR. Esa jugada hubiera cambiado el desenlace para los de Zidane.

El equipo merengue trasmitió tristeza e incapacidad cuando llegó el 2-0, obra también de Di María. El rosarino conectó un zurdazo desde la frontal del área y sentenció a su rival sin ningún temor a celebrar su doblete pese a su pasado blanco.

Embed

A partir de ahí, el Real Madrid fue sólo Benzema. Y ni siquiera él, el seguro más fiable en los últimos tiempos, pudo equilibrar la balanza. Keylor Navas no tuvo que parar un solo remate del Real Madrid en todo el partido.

Para colmo, el PSG no levantó el pie del acelerador y sentenció con el tercero en un contraataque, en los pies de Meunier.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS