Ovación

Di María fue ovacionado como la gran figura de la goleada de Real ante Atlético

El ex canalla brilló en el partido en el que su equipo superó ayer por 3-0 en el derby a Atlético de Madrid, dirigido por Diego Simeone, en el partido de ida de semifinales de la Copa del Rey española.

Jueves 06 de Febrero de 2014

Real Madrid, con el rosarino Angel Di María como la gran figura del partido, superó ayer por 3-0 en el derby a Atlético de Madrid, dirigido por Diego Simeone y con Emiliano Insúa (anotó un gol en contra) y José Sosa en el equipo, en el partido de ida de semifinales de la Copa del Rey.
  Si bien el ex Rosario Central no convirtió, participó en los restantes dos goles del partido. En el de José Rodríguez dio la asistencia, con caño incluído, y en el otro porque fue quien remató desde media distancia antes de que la desviara el brasileño Joao Miranda en contra de su arco.

  Angelito fue reemplazado a nueve minutos del final por Asier Illarramendi y se retiró aplaudido por los espectadores que asistieron al estadio Santiago Bernabeu.
  En el equipo de Simeone, Insúa fue titular y Sosa ingresó a los 70’ en lugar de Raúl García.
  En tanto el Barcelona de Gerardo Martino, con una floja tarea de Lionel Messi, venció a Real Sociedad por 2 a 0 en la otra semifinal.
  Sergio Busquets adelantó al conjunto blaugrana y un gol de blooper del arquero Zubikarai en contra, tras un increíble despeje de un defensor, cerró el resultado.

  El equipo de Martino afrontaba el duelo con el desafío de cerrar la crisis abierta después del golpe de la derrota ante Valencia, dirigido por Juan Antonio Pizzi.
  Sin embargo, tras la victoria quedó un cierto sabor agridulce, ya que el Barsa, que contó además con Javier Mascherano desde el arranque, no estuvo del todo acertado de cara al arco, mostró altos y bajos en el juego y volvió a cometer errores defensivos.
  En un momento tan importante para el equipo, de poco ayudó que el Camp Nou estuviera semi vacío, por el contrario, puso de manifiesto que existe cierto distanciamiento y desilusión con el equipo.
  El duelo se presentaba accesible para los culés, pero los vascos avisaron a los 2’, con un disparo de Griezmann, que Pinto despejó.
  Poco después Messi habilitó a Pedro, quien hizo un lanzamiento cruzado pero desviado.
  Barcelona se perdió una de sus mejores chances cuando Messi abrió para Alves, que puso la pelota en el segundo palo, donde estaba Cesc, que se comió el gol.
  En la jugada siguiente, Alexis Sánchez tuvo en sus pies otra posibilidad de marcar, pero el chileno se comió el rebote en Zubikarai. Y en otro despeje del arquero Messi también falló.
  Con Real Sociedad metida atrás, Barcelona intentaba y no lograba abrir el marcador. Poco a poco el partido se volvió sucio, trabado, y los blaugranas perdieron intensidad.
  Messi animó el encuentro enviando la pelota al ángulo izquierdo del travesaño, y el conjunto vasco devolvió la gentileza con un contraataque que Pinto volvió a neutralizar.
  Y cuando el partido seguía cerrado, Busquets dio la sorpresa al aprovechar un balón que quedó colgado en el área y lo envió al fondo de la red justo antes del descanso.
  Iñigo Martínez vio la roja por insultar al árbitro, al reclamarle un penal de Mascherano sobre Carlos Vela en la jugada previa al tanto catalán.
  Sobre el final del encuentro, un grosero error defensivo de los vascos, le permitió a Barcelona liquidar el pleito con un 2-0 que lo acerca a la final.

El rosarino, feliz por la ovación

Angel Di María expresó su emoción por la ovación de los hinchas tras su actuación en la goleada de los merengues sobre los colchoneros.
  “Me siento muy contento por la ovación de la gente. Demuestro que doy todo por esta camiseta y así lo haré hasta el final”, manifestó una vez finalizado el partido en rueda de prensa.
  De esta manera, Di María revirtió el enojo de la parcialidad cuando a principios de enero fue reemplazado por el director técnico italiano Carlo Ancelotti, en el duelo ante Betis.
  “Hicimos lo que veníamos entrenando. Apretando arriba y jugando al 100 por 100. Sabíamos que ellos juegan de forma intensa y nosotros debíamos hacer lo mismo que ellos y al doble”, opinó.
  En ese sentido, el volante indicó que no se confía por el resultado: “Todavía queda un partido. Para pasar debemos hacer un buen trabajo allá”.

 

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS