Ovación

Detienen a varios jugadores españoles acusados de arreglar partidos

Uno de los apresados es un exfutbolista de Real Madrid y de la selección española.

Martes 28 de Mayo de 2019

La Policía Nacional de España inició hoy un operativo contra el arreglo de partidos, y detuvo este martes a varios futbolistas de primera y segunda división. Los medios españoles informaron que entre los detenidos figuran varios futbolistas, entre ellos Raúl Bravo, quien jugó en el Real Madrid de los Galácticos e integró la selección española en la Eurocopa 2004.

Además, Borja Fernández, recién retirado tras jugar las dos últimas temporadas en el Real Valladolid; Carlos Aranda, ex jugador de varios equipos de Primera División (Numancia, Villarreal y Sevilla, entre otros); e Íñigo López, actualmente en el Deportivo de La Coruña. El español Samu Saiz, actual jugador del Getafe, es otro de los investigados, pero el jugador no ha sido detenido. Está de vacaciones con su familia, según confirmó la entidad madrileña.

No solo han caído jugadores, ya que también quedaron detenidos Agustín Lasaosa, presidente de la Sociedad Deportiva Huesca, y Juan Carlos Galindo Lanuza, jefe de los servicios médicos de ese club, que es uno de lo que desató la trama. A todos los detenidos se les imputa por pertenencia a organización criminal, corrupción entre particulares y blanqueo de capitales.

Embed

Pedro Camarero, abogado del Huesca, dio explicaciones en la sede del club: "Hay secreto de sumario. La decisión de las detenciones las ha tomado el Juzgado Número 5 de Huesca, y nos tenemos que someter a las directrices del juzgado. Posteriormente vendrá la comisión judicial a hacer un registro. Desde el club no hay ninguna preocupación y estamos a disposición de los que nos pidan desde el juzgado. Por el momento desconocemos el desarrollo de lo que va a suceder. Respecto al presidente no hemos podido hablar con él. En cuanto sea posible dará las explicaciones oportunas".

La investigación se inició con el partido de SD Huesca-Gimnàstic de Tarragona, disputado en la Fecha 41 de la temporada 2017/18 de La Liga 1,2,3 (segunda división). El Huesca llegaba matemáticamente ascendido a primera división y el Nàstic se jugaba la permanencia. Los catalanes, que dependían de sí mismos, ganaron ese partido 1-0 con un gol de Uche.

Después, el Nàstic ganó los dos últimos partidos del campeonato y terminó salvándose del descenso, pero las alarmas saltaron al detectar variaciones sospechosas en las apuestas de ese partido. Según publicó el diario Marca, una hora y media antes del inicio del encuentro, sospechosamente empezaron a subir las apuestas en Ucrania y Asia.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario