Ovación

Despertó el Fantasma

Con la victoria del sábado, Duendes se reacomodó en la zona 2 del torneo.

Martes 05 de Abril de 2016

Después de la dura caída ante Tala, Duendes reaccionó, venció a Tucumán Lawn Tennis en la segunda fecha y se reacomodó en la zona 2 del Nacional de Clubes. Fue un triunfo necesario desde varios puntos de vista. El capitán verdinegro Pedro Imhoff señaló que la importancia de la victoria es sobre todo por lo que genera psicológicamente y también desde lo estadístico.
  “Este resultado sirve para que el equipo vuelva a recuperar la confianza, para que tomemos conciencia de la camiseta que nos estamos poniendo y también para no perderle pisada al primero, porque si perdíamos este partido después se hacía más difícil”, dijo Imhoff.
  Este año el verdinegro presenta un equipo con figuras nuevas, pero por momentos jugó tal como lo hacía en sus mejores tardes sin extrañar a los ausentes. Al respecto el medioscrum fue contundente: “Es así... Esto es un club y no hablamos de jugadores individuales que se fueron. El club hace un trabajo para que año a año se juegue de una forma, que es la que quiere todo el club históricamente. No es que se fue uno y el que viene hay que ver.... el que viene tiene que tener la misma mentalidad del que se fue. Por momentos lo estamos logrando y por momentos no”.
  A la hora de hablar de la ofensiva del equipo, dijo: “Creo que ante Lawn Tennis nos quedamos cortos. Era para jugar más, para atacar más. Pero se había planteado recuperar la confianza, volver al ABC que es clave. Igualmente creo que hay que ser más ambiciosos. El partido hay que jugarlo los ochenta minutos, no cuarenta y especular. Hay que salir a dejar todo, más contra estos rivales que hasta que no termina el partido no te dejan cerrar el resultado”, concluyó.

Con el foco en Hurricanes

La lesión de Tomás Lezana hizo que Juan Leguizamón se sumara rápidamente a la franquicia. Ayer el santiagueño entrenó a la par de sus compañeros en la práctica en la que Raúl Pérez paró un equipo similar al de ayer para enfrentar a Hurricanes. Nuevamente estuvo Sánchez como apertura, González Iglesias como centro y Orlando de wing. La única variante fue el ingreso de García Botta por Tejerizo.
  En el búnker argentino saben que lo que se viene será mucho más complicado que lo vivido en Auckland hace unos días. Al referirse a Hurricanes, el próximo rival, Emiliano Boffelli dijo que “es un equipo más completo que Blues. Casi nunca se desorganiza en defensa y juega muy bien los espacios en ataque. Ahí marca mucho las diferencias. No nos va a dar posibilidades como las que tuvimos el sábado pasado. Va a ser un partido de un nivel más alto”, destacó el rosarino.

Un rival peligroso. El 2015 fue un año casi perfecto para Hurricanes. El casi es porque después de una campaña espectacular en la que cosechó 14 triunfos y apenas dos caídas en la temporada regular, y le sacó 13 puntos de diferencia en su conferencia a Highlanders, cayó increíblemente en la final con los de Otago. No se pudieron sacar esa espina y quedaron como la única franquicia de Nueva Zelanda que todavía no logró el título.
  En 2016 no empezó bien y perdieron los dos encuentros iniciales. Primero una paliza con Brumbies por 52-10 y luego, otra vez, con Highlanders por 17-16. Sin embargo, la levantada llegó rápido y se despacharon con tres triunfos al hilo: Blues, Force y Kings para estar en carrera en la conferencia más pareja y exigente.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario