Ovación

Descuidos y sin final

Litoral vencía a Córdoba 2 a 0, se lo empataron en el epílogo del partido y luego perdió en la tanda de penales. No podrá revalidar el título logrado el año pasado. Hoy va en busca de la medalla de bronce frente a Mendoza

Domingo 13 de Mayo de 2018

Un cuarto fatídico y una definición por penales en la que no fue suficiente la muy buena actuación de Agustín Ballarini le quitaron a Litoral el sueño de repetir el título del Campeonato Argentino, en la edición que hoy concluirá en el club Ciudad de Buenos Aires. En el medio de un final dramático se diluyó la ilusión que era tan grande como posible, ya que el conjunto rosarino vencía a Córdoba 2 a 0, pero no lo supo cerrar y tuvo que enfrentar los shoot-outs, en los que los pibes de La Docta vencieron 2 a 1. Encima, con polémica, porque todo Litoral reclamó infracción del arquero Tomás Santiago sobre Facundo Basterra, en la última ejecución, la que determinó la derrota. Hoy, desde las 12, el equipo rosarino buscará subirse al podio cuando enfrente a Mendoza. Córdoba jugará por el título con Buenos Aires.

   La tarde y el protagonismo en la segunda semifinal del Argentino le sentaban bárbaro a Litoral, que atravesaba una jornada tranquila desde todo punto de vista: encontraba el juego y el funcionamiento. También los goles. Se plantó en la cancha con autoridad y manejó la bocha desde los instantes iniciales, más lanzado en ataque, con todo el equipo comprometido con la defensa y logró llevar peligro inmediatamente con un córner corto. Arrastró el especialista Lucio Tartaglini y en el rebote facturó Franco Harte para poner el 1 a 0 a los 4 de juego. Córdoba aumentó la presión pero no le dio resultado, el dominio estaba enfrente.

   El primer segmento le correspondió a Litoral, que una vez iniciado el segundo cuarto continuó la tendencia y metió un golazo que fue producto del juego colectivo. Tartaglini se movió bien por el medio, filtró una pelota hacia Franco Harte convertido en un rayo (tal su apodo) que se mandó por derecha para meter un centro que del otro lado encontró a Nicolás Acosta, que puso el 2 a 0. El Tero anotó con una definición "de aire" y estiró la ventaja para llevar tranquilidad.

   Fue tras ese marcador que Litoral profundizó el manejo, estuvo más rápido en los apoyos y el juego colectivo parecía fluir más naturalmente. Córdoba era más queja y aguante que ideas limpias, por lo que solamente llegó a preocupar un ataque de Tomás Domene.

   Ya en el tercer cuarto se equilibraron un poco las acciones. Córdoba tuvo dos córners cortos pero Ballarini se lució con buenas respuestas y sacó rápido el peligro. Litoral, por entonces, ya apostaba más a las contras ante la necesidad de un rival desesperado. Tuvo un par y no las aprovechó, le faltó la finura de la estocada final.

   Y era en el cuarto parcial cuando el campeón vigente debía "planchar" un encuentro que en realidad se "picaba" cada vez más, porque el banco cordobés estaba en llamas (expulsado un integrante del cuerpo técnico) con los fallos y las tarjetas. Parecía que lo iba a conseguir, pero increíblemente falló en los detalles para cerrarlo y lo pagó carísimo: primero, porque la defensa se descuidó con Joaquín Cohelo, que entrando por izquierda y pese a estar rodeado se las arregló para convertir y descontar, con una definición por arriba de Ballarini. Y luego peor, porque para cuando Coelho marcó la mesa señaló: "8 minutos 40 segundos". Con sólo seis minutos por delante de nuevo los chicos dejaron atropellarse por Córdoba, entonado por el descuento y cinco minutos después concedieron un córner corto que el León Tomás Domene cambió por gol, empate y festejo de desahogo. El par de minutos que siguió no le alcanzó a Litoral para procesar el golpe.

   Penales entonces para definir al segundo semifinalista del día. Y Córdoba se llevó la definición por 2 a 1. Convirtieron Patricio Capellini y Manuel Vartanian, para Litoral sólo Sebastián Morlan. Erraron Nicolás Acosta, Franco Harte, Facundo Harte y Facundo Basterra, quienes no pudieron aprovechar las tres atajadas previas de Ballarini. El final fue polémico, porque todo el banco de Litoral reclamó infracción del arquero sobre Basterra (penal) pero los árbitros desoyeron, pese a que las dudas sobre el fallo persistieron varias horas y tras varias repeticiones de video.

   Sí, el histórico campeón de 2017, el que celebró en Salta el primer título de mayores, no podrá defenderlo. Tenía la victoria en la mano, pero lo atropellaron. Falló en los últimos pasos y se le hizo trizas la ilusión de ir en busca de una nueva consagración ante un Buenos Aires que parece imbatible (venció a Mendoza 3 a 0 en la otra semifinal) pero tentaba volver a enfrentar. Lo que queda para los chicos rosarinos será el partido de hoy, en el que ganar significaría el tercer podio consecutivo (bronce en Tucumán 2016). Y eso no es poco.

Basterra: "Se nos escapó, esto es así"

El DT del seleccionado del Litoral, Gabriel Basterra, reconoció que la victoria se les escapó por falencias propias, pero evitó el dramatismo sobre la situación pese a los nervios evidentes que tenía en esos minutos después de la caída: "Se jugó el partido que nosotros pensamos, que queríamos, creo que hicimos mucho para ganar pero tuvimos algunos errores y se nos escapó. Esto es así, no hay nada para reprocharse". Respecto de las airadas discusiones del final sobre los árbitros, tras los shoot- outs, contó: "El árbitro dice que Facu (Basterra) va a cubrir la bocha y choca con el arquero, lo que nosotros vemos es que pierde la bocha porque el arquero lo toca antes. Bueno, se puede equivocar". Sobre cómo levantar a un equipo golpeado en sus aspiraciones, sintetizó: "En un ratito seguramente vamos a estar con ganas de revancha".

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario