clasico rosarino

Derby de exportación

Dos jóvenes documentalistas de Lyon (Francia), Yannick Taleb y Vicent Serrano, registran clásicos de fútbol alrededor del mundo y están compilando vivencias del que consideran "el más sanguíneo".

Jueves 12 de Septiembre de 2019

Algunos sostienen que la pasión, una de las palabras más usadas en las crónicas deportivas, puede nublar la razón. Amor, odio, celos e ira llegan a perturbar al punto de la ceguera. Algo de eso se materializó ayer con esta nota, que se realizó en un bar céntrico. Ovación entrevistó a dos jóvenes franceses que están trabajando en un documental sobre clásicos de fútbol por el mundo. Ya recontraconocen el de Lyon, la ciudad donde nacieron y son hinchas, filmaron el de Sevilla (entre Sevilla y Betis) y ahora están en Rosario con el firme propósito de llevarse las vivencias del próximo encuentro entre Central y Newell's, porque según aseguran Yanick Taleb (con un aire al leproso Julián Fernández) y Vicent Serrano (parecido al canalla Paulo Ferrari) "es el más importante y sanguíneo de todos en el planeta".

Si eso pareció exagerado es porque no se conoce lo que sucedió después. Al terminar la charla con este diario, ambos documentalistas, creadores del emprendimiento "Derby explorer" (con Facebook e Instagram), salieron a la vereda para la foto, cada uno con una camiseta de los equipos rosarinos en la mano. Y de golpe, una multitud de adultos y niños que estaban apostados en San Lorenzo y España reclamando alimentos y trabajo en la sede del Ministerio de Desarrollo Social de la Nación los rodeó, los vivó, se tomó selfies con ambos y hasta les pidieron una instantánea con sus hijos. La pasión no tiene ojos y si el de Newell's y Central no es el "derby" más sanguíneo, le pega en el palo.

Taleb, de 31 años, cursó la escuela de negocios en su ciudad, juega de 6, "como Mascherano", según dice, y se reconoce mal perdedor. Serrano, de 32, es periodista y cuando juega asegura que se proyecta "por izquierda y arriba, a lo Di María". Ambos se conocen desde la infancia, comparten el gusto por viajar, el fútbol y el rojo de la camiseta del Olimpique de Lyon, rival histórico del Saint Étienne, un partido que como acá y por cuestiones de seguridad, se juega sin hinchada visitante.

"Ninguno de nosotros viste demasiado el verde porque es el color del equipo contrario", dijo Serrano riéndose de su afición extrema, un rasgo que lo emparienta a los hinchas locales.

Al clásico de ellos, se lo denomina "el derby del Ródano", por el río que atraviesa ambas ciudades ubicadas a 50 kilómetros entre sí. Lyon es más grande y más rica; Saint Etienne es más pequeña, minera, popular y su club cosecha más campeonatos.

"Pero ellos viven de los triunfos del pasado, nosotros somos el equipo del futuro", aseguró Taleb, un típico hincha.

Sostienen que el fútbol es una "buena excusa para conocer el mundo", porque se lo juega en todo lugar y también en todo sitio se palpita un derby.

"Argentina es el país del fútbol por excelencia, para nosotros: es Maradona, es Messi. Teníamos la idea de este documental dando vueltas y estábamos justamente en Madrid cuando el año pasado se jugó el superclásico por la Libertadores en España. No podíamos perder esa oportunidad. Fuimos a la cancha y de allí en más no paramos. De todos modos, no nos interesan esos clásicos sino los de los lugares como Valencia y Rosario, donde la mayoría de los futboleros sólo es de dos equipos. En Sevilla nadie es del Barsa o del Real, y acá la mayoría son de Central y de Newell's, eso queremos reflejar, cómo se puede trabajar, ser parte de una misma familia pero rivalizar por un partido", dijo Serrano.

En esta semana, con pequeñas cámaras incorporadas a sus mochilas, entrevistaron a César "Chelito" Delgado, quien jugó en el Lyon; compilaron palabras de hinchas e imágenes típicas de ambos, hoy irán al banderazo leproso, conocieron algunas rosarinadas gastronómicas como el carlitos y la lágrima, indagarán a un tatuador sobre cómo los simpatizantes se escriben la pasión en la piel y, obviamente, asistirán a la cancha, "a la popular", aclararon, para ver el clásico en carne propia y probar un choripán.

"No nos importa tanto el resultado como conocer la previa y las vivencias en los 90 minutos del partido", anticipó Taleb.

Tras registrar el próximo encuentro entre leprosos y canallas (el 268 de la historia oficial) tienen pensado filmar el de La Paz (Bolivia), al que valoran por ser "el más alto del mundo", entre The Strongest y Bolívar; el de Indonesia (Persib vs. Persija); el de Italia (Genoa vs. Sampdoria) y el de Marruecos (Raja vs.Wydad), porque la pasión puede nublar la razón.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario