Ovación

Delpo monumental

En uno de sus mejores partidos, la Torre de Tandil terminó con el invicto de Federer y logró un título de los grandes.

Lunes 19 de Marzo de 2018

La mejor versión de Juan Martín Del Potro está de vuelta: tras ganar hace unas semanas el torneo de Acapulco, el tandilense ayer se consagró campeón de Indian Wells al derrotar en la final al suizo Roger Federer, la mejor raqueta del mundo, por 6/4, 6/7 (8/10) y 7/6 (7/2).
Del Potro, quien ganó el 22º título en su historial, terminó con el invicto de Federer en la temporada 2018, con 17 victorias (14 de ellas sin ceder ni un solo set), consiguió el segundo título del año y el primer Masters 1000 de su carrera.
Además el tandilense, desde hoy sexto en el ránking mundial, dejó atrás la derrota en la final de Indian Wells 2013 ante el español Rafael Nadal. El historial entre ambos quedó ahora 18-7 para el helvético.
Y otro dato no menor es que el suizo, a los 36 años, consiguió el mejor comienzo de su extensa trayectoria y había superado el invicto de 16 partidos que sostenía desde 2006.
El Masters de Indian Wells nunca había sido ganado por un argentino, ya que tanto Delpo como Guillermo Vilas (ante Gottfried) cayeron en la final en el 2013 y 1977, respectivamente.
En el primer set, que duró 34 minutos, a pesar de que la diferencia fue de sólo un quiebre de saque, la superioridad del tandilense fue notoria, con un 76 y 80 por ciento de puntos ganados con sus primeros y segundos saques, respectivamente.
Del Potro aprovechó la merma física con la que llegaba el suizo a la final, lo movió de lado a lado con derechas potentes y con sólo tres errores no forzados y el quiebre en el quinto game se llevó el parcial por un "mentiroso" 6/4.
En el comienzo del segundo parcial, con el saque de Federer, el argentino dispuso de una inmejorable chance para encaminarse al título, pero desperdició ventajas de 0/30 y 15/40.
Mientras el número uno del mundo y mejor jugador de la historia sufría en cada saque para mantenerlo, la Torre los ganaba con suma facilidad.
Y en el décimo game, Federer estuvo a punto de quebrar el martillo que tiene en el saque Del Potro, pero desaprovechó un 15/40 para quedar igualados en cinco por lado.
Sin quiebres en el set, el segundo parcial se definió en un emocionante tie break, en el que Del Potro tuvo un match point (8/7), pero Fededer, que había despilfarrado seis chances, lo ganó 10/8 .
En el último set los dos siguieron muy firmes con sus respectivos saques, pero la mentalidad ganadora suprema de Federer apareció en el noveno game, cuando aprovechó en la segunda chance para quebrar por primera vez y adelantarse 5/4.
El décimo game, el mejor del partido, tuvo todos los ingredientes. Tres matchs points que no resolvió Federer y en la tercera chance, el bonaerense igualó en cinco.
El partidazo, de lo mejor de la temporada, merecía una definición en un nuevo tie break, que se llevó con total autoridad Del Potro por 7/2.
Para Juan Martín Del Potro otra semana de ensueño, un gran nivel en el torneo y otro partido importante en el que se impone ante el mejor tenista de todos los tiempos.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario