Ovación

Delanteros tiene, el tema en el Newell's de Llop es cómo atacar

El elenco del Chocho Llop no tuvo peso para ir por el triunfo en Liniers. El DT debe meter mano.

Lunes 16 de Octubre de 2017

Jugadores de ataque tiene: Guevgeozian, Leal, Cabrera, Sarmiento, Torres, Fértoli, Figueroa, Opazo, Tevez y Huguenet. Por partido, el Chocho Llop presenta a cuatro de arranque en su esquema ideal formado por 4-2-3-1. Por lo general, al realizar cambios también los hace ofensivos (ver "Las variantes ofensivas..."). Pero a juzgar por los resultados poco le está sirviendo para sumar. Evidentemente algo falla. Newell's no ataca bien. Y le falta contundencia. Sobre todo cuando sale de visita. Perdió los tres que jugó. Y le ganan con poco. Siempre por el apretado 0-1.

Con Vélez, el sábado, en el campo de juego los rendimientos más bajos fueron de los encargados de mirar al arco de enfrente: Sarmiento, Guevgeozian, Torres y Fértoli, en ese orden descendente por lo que hicieron en la cancha. En el segundo tiempo poco cambió con Figueroa, Cabrera y Tevez, que casi jugaron en la misma sintonía que aquellos. Y el entrenador leproso disparó: "Realmente me preocupa la falta de convencimiento que tuvimos para ganar el partido".

En la primera media hora sin dudas. No pisó el área de Vélez. Y el local lo hizo poco, no lo asustó ni lo apabulló, pero le llegó algo más. Sin generar chances de gol, aunque inclinando un poquito la balanza. Por eso el gol. En una falla de marca. En el segundo tiempo, salvo el arranque del Negro Figueroa, poco cambió.

"Sólo generamos dos jugadas de gol", dijo el Chocho, tal vez poniéndole demasiado fervor a los acercamientos por un remate de Figueroa y otro de San Román.

"Que haya más rebeldía ante la adversidad", también pidió el DT.

Claro que también debe hacerse cargo de que no la buscó decididamente en los cambios. Porque Vélez estaba cómodo con la ventaja, no lo apretaba más que cuando veía algún espacio. Tranquilamente podría haber sacado antes a Jalil Elías, y no a los 80' para poner a Tevez. Así no hubiera desperdiciado 35 minutos muy valiosos.

En ellos, Sarmiento siguió agarrando la pelota y buscando la falta, en lugar de localizar a Guevgeozian y llenarlo de pelotas en el área, por arriba, como se estila al tener un punta de 1,84 metro. Por algo lo puso. Para buscar por abajo estaba Leal en el banco. Y ahí se quedó los 90'. Es cierto, incluyó a Cabrera, que con 17 años y una semana con pocas prácticas, no era la mejor opción.

Y justamente la presencia de Guevgeozian no influyó para nada. Estuvo lejos de la zona en la que mejor se mueve. La pelota le rebotó larguísima cada vez que le llegó, y tampoco se la bajó para ninguno de los intérpretes ofensivos que podían llegar de frente al arco.

Cómo habrá sido que hasta los hinchas de Vélez se sentían ganadores antes de tiempo, presentían que no se les escaparían los tres puntos. Tal vez vieron las estadísticas de las últimas salidas rojinegras (ver aparte), aunque sobre todo fue lo que se transmitía desde el campo de juego.

"Fue el peor partido", cerró Llop. Mejor tener claro el diagnóstico. Y que lo corrija desde mañana (hoy el plantel tendrá libre) en las prácticas teniendo a Chacarita en el horizonte. Otro rival débil, similar a Olimpo, al único que le ganó.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario