Ovación

Debut con empate histórico

Argentina, el equipo de Carlos Borrello, empató 0 a 0 con Japón y jugará el viernes próximo contra Inglaterra.

Martes 11 de Junio de 2019

El debut y el empate 0 a 0 que vivió ayer contra Japón en el Mundial la selección nacional femenina con delirio de gloria tuvo más de una razón. Nadie apuesta a la Argentina como favorita en esta copa. Sin embargo las chicas dirigidas por Carlos Borrello (hijo de José Pipo, el goleador de Boca) se defendieron con uñas y dientes y neutralizaron a las niponas, campeonas del mundo 2011 y subcampeonas en 2015. "Histórico", titularon todos y Ovación también.

Ayer Argentina tuvo una posesión de pelota menor que las rivales y lució, en promedio, menos técnica, pero no defraudó porque hizo todo lo que puede y sabe hacer. Fueron prolijas en defensa, corrieron los dos tiempos y se mostraron en bloque, como equipo.

Hoy viajarán a Le Havre (190 kilómetros al noroeste de París) donde jugarán el próximo viernes contra Inglaterra, a las 16 (el otros equipo de la zona D es Escocia).

Para aquel futbolero que recién ayer se dedicó a ver a las chicas (no es el caso de sus colegas de la selección masculina, quienes ayer se reunieron a ver el primer tiempo en Salvador, Brasil) valen algunos datos: este equipo llegó a hacer paro para que escuchen sus reivindicaciones, a años luz de los varones. Y lo consiguieron. La Asociación del Fútbol Argentino (AFA) con Chiqui Tapia a la cabeza llegó al Mundial y logró la profesionalización. En el plantel hay nueve jugadoras que compiten en el exterior, una menor de 17 años (Dalila Ippolito) a la que los padres debieron firmarle el permiso para viajar, dos madres (la rosarina Vanina Correa, la más "veterana" con 35 años, y la porteña Lorena Benítez), tres santafesinas (las rosarinas Correa y Gómez y Belén Potassa, de Cañada Rosquín) Florencia Bonsegundo, una campeona europea (Soledad Jaimes), una socióloga (Gabriela Garton) y una médica (Miryan Mayorga).

Pero cuando de fútbol se trata surgen algunos nombres que ya son figuritas de álbum: Correa, por su experiencia y tranquilidad bajo los tres palos, Barroso por su solidez abajo, Banini con el 10 en la espalda, la cinta de capitana en el brazo y la pelota pegada al pie, Jaimes, la esperanza de gol. Entre las rivales se destacó Narumi Miura, eje del equipo, sobre quien más de un futbolero dijo: "El mismo apellido del que jugó en Brasil" y aún, con 52 años, juega en el Yokohama.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

script type="text/javascript"> window._taboola = window._taboola || []; _taboola.push({flush: true});