Ovación

Debut brutal: el Barcelona del Tata humilló a Levante con un 7-0

Fue con dos goles de Messi, Alexis Sánchez, Pedro (2), Dani Alves y Xavi. Los gritos fueron entre los 3 y 73 minutos de juego. Ilusionante comienzo que tuvo el entrenador rosarino en tierras catalanas.

Lunes 19 de Agosto de 2013

Un himno que se canta con fuerza. Con el corazón. Un estadio con más de 70 mil personas que desafían el caluroso verano. Que dicen presente. Que llegan ilusionados. Un entrenador que es recibido con aplausos que rozan la ovación. Un ídolo que se asemeja a Dios. Y un equipo que quiere volver a (o seguir) conquistando al mundo. Esas eran las sensaciones a minutos del debut de Barcelona en la Liga de España. Así estaba la previa. Y todo se dilucidó en una ráfaga de fútbol que comenzó en el minuto tres y acabó en el 73. El Barsa de Martino y Messi, con una presión brutal, asfixiante, arrolló al pobre Levante con un 7 a 0 histórico. Una bocanada de goles que certifican el ilusionante comienzo que tuvo el entrenador rosarino en tierras catalanas.

Minuto 3. Presiona Mascherano, roba la pelota y se inicia la jugada (brillante) del primer gol marcado por Alexis Sánchez.

Minuto 12. El que presiona ahora es Piqué. Roba. Y otra gran jugada para que marque Leo el 2 a 0.

Minuto 24. El que presiona ahora es Messi. Roba. Se inicia el tercero del Barsa. Un golazo.

Y así, una y otra vez. El equipo de Martino realizó un esfuerzo físico colectivo descomunal que puso tan en ridículo al pobre Levante como semanas anteriores había hecho con el Santos de Brasil. Pero esta vez no era un amistoso, era el inicio de la liga.

Una inyección de estímulo. Una conjura. Un ajuste de cuerdas. Un volver al pasado para acomodar piezas, reajustarlas y seguir avanzando con más fuerza hacia el futuro. Un retoque. Un lifting. O mucho más. Un gran cambio para no cambiar demasiado. Martino está dejando toques de su presencia. Orden. Juego. Ilusión. E intensidad. Mucha intensidad.

Ante Levante no hubo oposición. No hubo tiempo para el susto. Ni piedad. Pero esto se debió en gran medida a la presión colectiva y organizada que este Barcelona metió en cada pelota del partido. Sí, en cada pelota. Porque con el 5-0 Messi seguía presionando como en el inicio. Y qué decir de Alexis, de Pedro, de Busquets o de Mascherano y compañía.

Una presión que a muchos les hace recordar la época de Guardiola, que se había perdido con Vilanova, y que Martino tiene claro que quiere recuperar. Pero no es sólo eso. Hay algo más. Hay un punto más de velocidad en el ataque. Un punto más de verticalidad. Es muy pronto. Por tierras catalanas se dice que la Liga comienza en marzo (cuando empieza la Champions y vienen partidos más complicados). Pero lo cierto es que Barcelona comienza a tener identidad propia más allá de las comparaciones. Y ayer dio una muestra clara de ese fútbol total que su entrenador quiere practicar.


El día que el Tata sacó a Messi

La última vez que Messi había sido reemplazado fue el 12 de febrero de 2011. Ayer, el Tata rompió esa estadística y en el minuto 71 reemplazó a Leo por Iniesta: “En un partido parejo ni yo ni nadie sacaría a Leo de la cancha. No hay un loco tan grande, pero en un partido como hoy, que se resuelve tan rápido, es importante dosificar esfuerzos y que cuide su físico”, explico el Tata al finalizar el partido.

Filial rojinegra, Lorente y Alejandro Sabella

El Tata no está solo en Barcelona. A la cálida muestra de afecto que le brindan los hinchas de Barcelona, ayer le agregó la compañía de los integrantes de la Filial de Newell’s en Barcelona. Y como si esto fuera poco, desde el palco siguieron los primeros pasos oficiales de Martino en el Barsa, el presidente rojinegro Guillermo Lorente y Alejandro Sabella, DT de la selección.

Ganó el Madrid

Real Madrid le ganó sobre la hora a Betis 2 a 1, con goles de Benzema e Isco. Medina había abierto el marcador para los sevillanos. Otros resultados: Sevilla 1, Atlético de Madrid 3 y Osasuna 1, Granada 2.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario