Ovación

De un pase y de pelota detenida

Lunes 30 de Octubre de 2017

Fue partícipe necesario de las conquistas rojinegras. Sarmiento abrió el marcador y le puso la pelota en la cabeza a Bruno Bianchi para el segundo. Uno de los tantos fue de una jugada en movimiento. El otro de una pelota parada. Fueron las dos vías a través de las cuales Newell's mandó la pelota a la red, para dejar atrás los tres partidos seguidos sin convertir.

La última imagen del primer tanto es el de la definición de Sarmiento, tras picar por el espacio que quedó libre entre Ré y Lazarte. Pero el inicio de esa jugada fue una perfecta asistencia de Braian Rivero. El juvenil se la dio justa a su compañero, con un pase largo desde la mitad de cancha.

En esa acción, Sarmiento tuvo el mérito de acelerar en el momento justo para no quedar en posición adelantada y definir cruzado, con la cara externa del pie derecho.

A partir de ese gol, Sarmiento entró más en juego, como si lo hubiese revitalizado anotar por primera vez con el equipo del que es hincha. Al rato, ejecutó un córner desde la derecha y Bianchi se anticipó y cabeceó de pique al suelo para el 2 a 0. Fue el gol de pelota detenida que se le venía negando a la Lepra, ya que en otros partidos había estado cerca de señalar.

El gol que se le venía negando

Desde el triunfo de local contra Olimpo (2-0), el rojinegro no convertía. Pasaron Lanús (0-1), Godoy (0-0) y Huracán (0-1). Ayer se reencontró con el gol.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario