Ovación

De Rosario a la medalla de oro en canotaje en los Paramericano de Toronto

El punto final lo puso un rosarino, Ezequiel Di Giácomo, junto al santafesino Rubén Rézola Voisard. Palistas de la Asociación Náutica Reserva Natural de Granadero Baigorria, ganaron en K2 200 metros.

Miércoles 15 de Julio de 2015

El canotaje se sacó ayer una espina clavada después de doce años sin una medalla dorada, pese a que los podios en todo ese tiempo fueron varios. El punto final lo puso un rosarino, Ezequiel Di Giácomo, junto al santafesino Rubén Rézola Voisard. Palistas de la Asociación Náutica Reserva Natural de Granadero Baigorria, ganaron en K2 200 metros.

Di Giácomo, de 23 años, y Rézola, de 24, obtuvieron el primer puesto para Argentina luego de que lo hiciera por última vez para el canotaje argentino en Juegos Panamericanos el rionegrino Javier Correa, en K1 500 y K1 1000 en Santo Domingo 2003.

"Después de doce años, ganar una medalla de oro no es nada fácil y significa que estamos laburando bien", manifestó Di Giácomo.

La medalla de Di Giácomo y Rézola fue la sexta y última en Toronto del canotaje argentino, una disciplina que a nivel continental acostumbra a aportar varios podios a nivel continental.

La dupla argentina ganó ayer con un tiempo de 33 segundos 955/100, compartiendo el podio con los cubanos Fidel Vargas y Reinier Torres, con 34s 139/100, y los brasileños Hans Mallmann y Edson Freitas Da Silva, con 34s 345/100.

"La regata fue muy dura. Tuvimos que remar muy rápido para ganar porque la definición fue muy ajustada", explicó Rézola Voisard, quien admitió: "La medalla fue la frutilla del trabajo del equipo".

"Además, con el oro me saqué la espina que me quedó por no haber logrado una medalla en el K1 200, en el que terminé cuarto", expresó el santafesino, quinto en los Juegos Olímpicos de Londres 2012 con Miguel Correa en K2 200.

"El nivel de nuestro deporte creció en los últimos tiempos", destacó Rézola Voisard, en tanto que Di Giácomo destacó el respaldo de la Secretaría de Deportes de la Nación y el Ente Nacional de Alto Rendimiento Deportivo (Enard) para su preparación.

"Ese apoyo es fundamental", afirmó Di Giácomo, quien puntualizó: "Se compró una flota de botes nueva e hicimos giras y concentraciones en el exterior".

La restante medalla en la jornada de ayer del canotaje nacional fue la de plata de Sabrina Ameghino y Alexandra Keresztezi, en la prueba K2 500.

Ameghino y Keresztezi terminaron en el segundo puesto con un tiempo de 1 minuto 49 segundos 485/100, detrás de las cubanas Yuriene Guerra y Yusmari Mengana, que ganaron con 1m 48s 653/100.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario