Ovación

De maestra jardinera a una nueva vida en tres ruedas

Vanesa Gómez (39 años) es la única mujer del país que compite en hand bike e integra la selección.

Domingo 17 de Febrero de 2019

Hasta hace dos años Vanesa Gómez era una mujer con dos hijos que trabajaba de maestra jardinera. Hoy, a sus 39 años, sigue siendo eso mismo: madre y maestra, pero le agregó una faceta más a su vida. Corre carreras de paraciclismo o bicicletas adaptadas en la categoría hand bike. Y se sorprendió a ella misma ganando varias competencias e integrando la selección argentina que participará de los Panamericanos de Lima, en agosto. "La vida te da sorpresas", le dijo a Ovación y contó cómo comenzó a pedalear semiacostada y con las manos.

   "Un día me agaché a alzar a un nene y al pararme sentí un dolor agudo en la espalda, como si me hubieran tirado de la columna hacia abajo, no me podía parar y a los cinco minutos no pude controlar esfínteres". De este modo Vanesa recordó su primer contacto con lo que más tarde supo se trataría de una mielitis transversa aguda, una enfermedad por la que perdió la fuerza de los miembros inferiores, no puede pararse ni caminar y por la que tiene una vejiga neurogénica.

   "Lo que perdí en las piernas gané en otras cosas: nunca había hecho un deporte competitivo, ahora entreno, conozco gente, viajo y logro a través de la bici una energía que antes no tenía, además valoro la vida de otra forma", dice Vanesa a quienes mucho llaman Penélope Glamour (personaje de dibujos animados creados en 1968) porque su rodado de tres ruedas es color rosa.

   Vanesa corrió ya siete carreras y en varias logró el primer puesto en la categoría H4 (afección médula ósea), por eso la llamaron a la selección que dirige Martín "Pampa" Ferrari: un equipo integrado por siete varones y cinco mujeres.

   "Soy la única mujer en la ciudad y en el país que corre en categoría hand bike. Tengo una bici nacional que me costó mucho conseguir y que alguna vez me gustaría cambiar por una de fibra de carbono: necesitaría un sponsor porque por ahora compito gracias a que cocino y vendo empanadas, milanesas y organizo bingos; ya el concejal Roberto Sukerman (Frente para la Victoria) me está ayudando: le pedí que me ayude a organizar una carrera acá en Rosario, quiero que se conozca mucho más este deporte", aclaró la ciclista.

   El paraciclismo está reglamentado por la Unión Ciclista Internacional. Tiene cuatro tipos de vehículos con pedales y cadenas, tanto para varones como para mujeres: tándem (bicicleta de dos plazas en línea, guiada por un ciclista sin problemas de visión que acompaña a un ciclista invidente), bicicleta adaptada (para ciclistas amputados o con lesión neurológica), triciclo manual (como el que usa Vanesa) y triciclo (similar a bicicleta convencional pero con dos ruedas en vez de una en el eje trasero). La primera aparición del ciclismo en unos Juegos Paralímpicos para las modalidades en ruta se produjo en Seúl 1988, añadiéndose las disciplinas en pista desde Atlanta 1996.

   "Conocí este deporte haciendo rehabilitación. Primero probé canotaje y luego me prestaron una bici y acá me quedé. Entreno tren superior —brazos, espalda y hombros— con un grupo de crosfit en el parque Independencia (Urban Fit), soy la única que va en silla de ruedas y todos me hacen sentir una igual. Y luego también entreno tres veces por semana en el velódromo con el profesor Sergio Ruiz", dijo Vanesa antes de remarcar que sigue trabajando como docente y en sala de tres, del jardín "Casimiro y los Pitufos" (Battle y Ordoñez al 300).

   "En la escuela me decían que vuelva, yo decía que no, que en todo caso iría de administrativa, pero cuando volví a los 7 meses ya no pude no trabajar con los chicos. Ellos me dicen que soy la seño de las rueditas, juegan con mi silla, nos ayudamos mutuamente y me asiste otra compañera. Pero finalmente no tuve que adaptar mi vida por el accidente, yo me adapté a la vida que empecé a tener", dice la mujer que sin usar las piernas "corre" a 30 kilómetros por hora y se impuso como meta llegar a los 40. "Sí, quiero volar", y nadie dice que no lo logrará.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

script type="text/javascript"> window._taboola = window._taboola || []; _taboola.push({flush: true});