Ovación

De la cabeza

Messi recibió un duro golpe con la eliminación increíble del Barsa en Roma.De acá al Mundial tendrá menos desgaste y ahora deberá poner toda su mente en Rusia.

Miércoles 11 de Abril de 2018

Todo es según el cristal con que se mire. Lionel Messi tendrá tres partidos menos, de esos decisivos, de máxima intensidad por ende. No podrá jugar el ida y vuelta de las semifinales de la Liga de Campeones de Europa, tampoco la final única. El desgaste físico será menor. El costo psicológico quizás sea más importante o de igual magnitud. Hoy seguramente es la bronca, la impotencia y la desilusión la que embarga al mejor jugador del mundo, luego de perder una llave increíble en la capital italiana. Un golpe durísimo para el equipo del que es el símbolo máximo, un grande como Barcelona que no puede volver siquiera a semis desde hace tres años. Pero ese problema será culé. Lo más importante de aquí en más será en cómo repercute en la Pulga y qué costados positivos se deben extraer al final de todo esto en cuanto a la selección nacional se refiere. ¿Fue bueno o malo lo que ocurrió en Roma, con ese 3 a 0 increíble que revirtió el 4 a 1 de la ida? Quién sabe.
¿Qué pasó en la previa del Mundial 2014? Esa referencia vale, claro. Porque Barcelona también había caído en la Champions, ante Atlético Madrid, en 4º. Y no sólo eso. El equipo del Cholo Simeone también le sacaría el caramelo de la boca un mes después, cuando igualó en el Camp Nou y se quedó con el título ante el equipo del Tata Martino. Peor imposible para Messi, porque además como la remó de atrás en la liga, después de caer en Europa debió esforzarse al máximo para tener la chance de la última fecha, que también se frustró después de ir ganando Y tras semejante frustración duplicada, el crack se puso la selección al hombro y llegó a la final en el Maracaná.
La sed de revancha de Messi entonces fue positiva para la selección. Pero claro, entonces cumplió 27 años en Brasil y ahora tendrá 31 en Rusia. Desde el punto de vista físico, no hay dudas de que conviene que no sólo no tenga la exigencia de lo que le resta a la Champions, sino que también esta vez tenga allanado el camino al título en España. Con 21 puntos en juego, le lleva 11 al colchonero. Se supone que las cargas serán menores hasta mediados de mayo, cuando todos los jugadores queden liberados en sus clubes para la Copa del Mundo.
El título en España no compensará la nueva frustración de los goles de Dzeko (6'), De Rossi (55') de penal y el cabezazo de Manolas (82') igual al de Cabezas para Central ante Belgrano, sólo que con el otro parietal. ¿Y Messi? Lo único seguro es que la exigencia ahora será menor. Lo demás dependerá de él.


El foco del Kun ahora también en Rusia

Sergio Agüero es una de las opciones en la delantera argentina para Rusia. Por supuesto no tiene la importancia de Messi y tampoco es el 9 indiscutible de la selección. Además, viene en plena recuperación de una lesión de rodilla que le hizo perder el lugar en el Manchester City. Pero en la comparación quedó igual que la Pulga: eliminado en cuartos de la Champions a manos de Liverpool, que volvió a vencerlo de visitante 2-1 (ida: 3-0), con el título seguro en el bolsillo en la Premier League y con el objetivo único del Mundial por adelante.

A diferencia de Messi, Kun precisaría más exigencia porque viene de una lesión. No la tendrá. Lo mismo que Nicolás Otamendi, titular ayer y afuera como Agüero.


¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario