Ovación

De Felippe depositó la fe en manos de un conocido

El DT leproso hizo debutar a Aguerre, a quien dirigió en Vélez. El arquero fue decisivo en un mano a mano y en los penales

Domingo 09 de Septiembre de 2018

Desde que trascendió que Alan Aguerre era candidato a ocupar el arco de Newell's en la Copa Argentina, la variante llamó la atención. Es que Nelson Ibáñez no había cometido errores groseros, aunque tampoco había tenido grandes actuaciones. Así es que el ex Vélez debutó en el club del Parque con un rendimiento sobrio, poco trabajo y un remate detenido en la ejecución por penales que resultó decisivo para la clasificación a cuartos de final. Omar De Felippe confió en el golero que tuvo bajo sus órdenes cuando fue el DT de la entidad de Liniers.

   Con gritos, órdenes constantes y gestos elocuentes hacia sus compañeros fue como se mostró Aguerre durante todo el partido. El área rojinegra fue su territorio y lo dejó en claro a partir de postura y conducta. No atajaba en partidos oficiales desde las últimas 4 fechas de Vélez en la Superliga pasada, después de que había quedado relegado al banco. No se notó la falta de competencia, si bien no pasó tanto tiempo. "No sentí esa ausencia de unos pocos meses sin fútbol", le manifestó a Ovación.

   De Felippe lo conoce de cuando lo dirigió en Vélez en la temporada 2016/2017 y el arquero le respondió. "Vine a Newell's a triunfar. Me tengo confianza, sé que puedo dar mucho y este es un buen comienzo", dijo. Empezó de la mejor manera, conservando el arco en cero. Atlético Tucumán casi no lo exigió. La ocasión de mayor riesgo fue a partir de una pelota que Matos le ganó de arriba a Fontanini y Noir se fue a espaldas de Piris, quedando delante del arquero. Aguerre fue rápido, le achicó los espacios y contuvo el disparo en los últimos minutos de la primera etapa.

   Después no se lo requirió nunca. El protagonismo lo recuperaría en la definición por penales. Al segundo del Decano, pateado por Acosta, estuvo cerca de sacarlo. En el cuarto, de Noir, se tiró hacia la derecha y lo atajó. "Había mirado todos los penales de ellos, pero quedaron pocos en cancha (de los que acostumbran a patear). Fue un poco de intuición. Estuve cerca en el penal de Acosta y después pude con el de Noir", declaró. "Esta es una alegría enorme porque no la veníamos pasando bien. Es una inyección de ánimo", agregó sobre el significado del triunfo.

   Aguerre, de 28 años, no sabe si De Felippe lo mantendrá de titular para la Superliga. En el examen de ayer, aprobó y le dio una buena señal al entrenador.


¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

script type="text/javascript"> window._taboola = window._taboola || []; _taboola.push({flush: true});