Ovación

De Fangio a Pechito

José María López se consagró campeón mundial, el primero de un argentino desde el del Chueco en F-1.

Lunes 27 de Octubre de 2014

El 17 de octubre de 1981, en Las Vegas, Carlos Alberto Reutemann quedó a 2 puntos de cortar la sequía argentina sin títulos mundiales en la Fórmula 1. Debió pasar mucha más agua bajo el puente para que un representante nacional se coronara en el mundo tuerca. Y 47 años después de aquel 5º campeonato de Juan Manuel Fangio, José María López inscribió su nombre en el pedestal tuerca, obteniendo el Mundial de Turismo, la F-1 de los autos con techo. En el medio hubo algunas coronaciones que en aquellos momentos tenían ese status (ver aparte), pero lo cierto es que Pechito fue el primer criollo en conseguir un título del mundo después del Chueco. Un mérito enorme para el mejor piloto de acá de los últimos tiempos, que con 31 años demostró su plena vigencia.
Fue un premio extraordinario para el cordobés, que en el 2010 estuvo a punto de tocar el cielo con las manos, pero la estafa del equipo estadounidense USF1 le impidió llegar a la Fórmula 1. Y este año, cuando nadie lo esperaba, volvió al concierto internacional, todo gracias a la tremenda impresión que causó en la primera visita del WTCC a Termas de Río Hondo, cuando ganó como piloto invitado, lo que le valió ser contratado por el team oficial Citroen.
Y una vez en él, volvió a demostrar su enorme jerarquía, porque la marca francesa había contratado al campeón Yvan Muller y al multiganador de rally mundial, Sebastian Loeb. Dos pesos pesado que sin embargo fueron eclipsados por el, supuestamente, más débil de la formación.
Y fue en Marruecos, la primera cita, donde Pechito ya marcó territorio, marcando la pole y ganando la primera de sus 9 carreras. La última fue ayer en Suzuka, donde sólo le bastaba ser 4º para coronarse y sin embargo partió en pole, se defendió de su único rival, Muller, y la ganó de punta a punta. En la 2ª salió 6º, cuando disfrutó como nunca, para luego posar con su equipo en el box, todos con la camiseta argentina que rezaba: "López 2014 WTCC World Champion", y en el reverso simplemente "Pechito". De la imagen participó Loeb, no así Muller.
Es cierto. Es imposible comparar los logros del Chueco con este de Pechito, pero en medio de tanto vacío, de la ausencia de una política que promueva a los pilotos argentinos al concierto mundial, como sí pasó en la época de Fangio, acaso represente un mojón que reoriente esa perspectiva.
Facundo Regalia lo intentó este año sin éxito. Antes Esteban Guerrieri. Y Pechito hizo todo lo posible en su momento, casi lo logra en 2010 y se reinsertó cuatro años después. ¿Es muy absurdo pensar que vuelva a tener una chance de Fórmula 1?

Antecedentes zonales de títulos internacionales

Es cierto que no tenían el reconocimiento FIA de campeonato mundial, pero en cierta forma lo eran. Participar de ellos daba ese status y los títulos logrados por dos pilotos de la región fueron un antecedente válido, un puente internacional de títulos argentinos  desde Fangio a este conseguido por Pechito López. Juan Pablo Zampa, de Arminda, y Oscar Rubén Larrauri, de Granandero Baigorria, dieron cuenta de ello.
El Zorro Zampa obtuvo en 1977 el título europeo de Turismo Grupo 2, toda una rareza para la época en que Reutemann brillaba en Fórmula 1 y se abrían algunos huecos para las categorías de monopostos que eran la escala previa. En una de ellas se insertó el Poppy Larrauri en 1981, en la Fórmula 3 Europea, que ganó con total autoridad en 1982. Le faltaron 300.000 mil dólares para acordar con Ligier y subir a la F-1 en el 83. w

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario