Ovación

De cuidacoches a arquero premiado

Si no fuera porque él mismo cierra la nota a carcajadas diciendo, "espero que alguien me dé una mano", se podría decir que la vida de Miguel Lemos carga con más penas que atajadas.

Viernes 14 de Diciembre de 2018

Si no fuera porque él mismo cierra la nota a carcajadas diciendo, "espero que alguien me dé una mano", se podría decir que la vida de Miguel Lemos carga con más penas que atajadas.

El arquero de Rosario Central y la selección argentina de fútbol de amputados, quien fue recientemente distinguido en la 27ª Fiesta Provincial del Deporte Santafesino, se ríe y agradece el premio de acrílico como si fuera el balón de oro valuado en euros que acaban de otorgarle a Luka Modric (En la fiesta provincial también fue premiado como mejor deportista del año el parajense Facundo Ardusso).

Lemos tiene 47 años, está divorciado y tiene tres hijos (una nena discapacitada y un nene viven con él y almuerzan diariamente en un comedor escolar). Trabaja de cuidacoches en un estacionamiento público en la capital de Santa Fe cerca del Ministerio de Educación. Asegura que en "un buen mes" llega a juntar 5 mil pesos y además lava autos a 140 pesos cada uno.

"Una vez llegué a lavar 15. Los dejo impecables, como para que los maneje Messi y todo con una sola mano", vuelve a ironizar. "¿Propinas? No, la gente conocida no deja. Tampoco les pido", dice el arquero que se siente halagado porque gracias a su trabajo conoció al ex arquero de la selección y técnico de Newell's, Nery Pumpido. "Le hablaron de mí y quiso conocerme. Nos saludamos de arquero a arquero", contó.

Este jugador que representó al país ya en cuatro mundiales (Río 2001; Argentina, 2010 y, 2014 y 2018, en México) "engrosa" esos ingresos con una pensión por discapacidad de 7 mil pesos y ahora se siente "agradecido" porque lo reconocieron a propuesta de la legisladora provincial por el Frente para la Victoria, Claudia Giaccone. "Ella también me dio un subsidio antes del último Mundial. Y yo valoro las ayudas. AFA nos da la indumentaria pero sólo 10 pasajes y somos 21, todo nos cuesta mucho".

El reconocimiento provincial no fue el primero. "Ya la gente de Unión me había ayudado también hace unos años para un Mundial", un gesto que recuerda, agradece y le hace tener el corazón futbolísticamente partido.

"Soy bostero, por herencia familiar, pero acá en Santa Fe, sabalero; en Rosario, canalla y sobre todo soy de Los Guasunchos de Santa Margarita, donde nací", dice como profiriendo algo indebido en el mundo de la redonda.

En ese club tricolor (negro, blanco y rojo como Chacarita) de Santa Margarita empezó a jugar al futbol recién a los 15 años. Se trata de un pueblo casi exclusivamente rural, de 2 mi habitantes, al noroeste santafesino, "donde la mínima es de 40 grados", retrata Lemos. "Empecé tarde porque me costaba andar sin mi brazo, me daba vergüenza andar en musculosa. Hasta que me animé, nunca pensé que llegaría a ser arquero de la selección", confiesa.

Lemos tenía apenas 5 años y jugaba con su hermano Celestino, de tres, debajo de un tren parado que de golpe comenzó a hacer maniobras.

Intentó salvarlo. No pudo. Y perdió su brazo derecho. De allí en más muchos lo llamaron "el manco". Algo que por muchos años le molestó y ahora, que juega entre amputados, lo naturaliza.

Guerreros vs Cóndores

Mañana, Lemos y su equipo auriazul "Los Guerreros" jugará dos partidos (a las 11 y a las 15) contra sus pares mendocinos "Los Cóndores", por la fecha 5 de la liga nacional de fútbol de amputados (Central Sur, camino de los Quinteros 3245).

En el equipo rosarino juega junto a dos seleccionados nacionales más: el capitán Hernán Travagliante y Facundo Bernal (en la próxima convocatoria ya que fue preseleccionado Esteban Ojeda).

Cuando se le pregunta a Lemos qué lamenta no poder hacer por la falta de su brazo dice: "Futbolísticamente, nada. He tapado pelotas imposibles. Pero hace poco lamenté no poder abrazar más a mi hija cuando bailábamos el vals en la escuela". Un tipo que no tiene grandes reclamos pero que querría que alguien le dé "una mano".

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

script type="text/javascript"> window._taboola = window._taboola || []; _taboola.push({flush: true});