Ovación

De colección (1954-74)

Con el correr de los años el clásico rosarino, que es el más antiguo del país, se fue haciendo más fuerte y comenzó a ser un ícono dentro del calendario del fútbol argentino.

Jueves 07 de Febrero de 2019

Con el correr de los años el clásico rosarino, que es el más antiguo del país, se fue haciendo más fuerte y comenzó a ser un ícono dentro del calendario del fútbol argentino.

A mediados de la década del 70 ya había más de 150 enfrentamientos entre canallas y leprosos. Pero había que consolidar esta pasión dentro de la cancha con resultados deportivos. Los que vinieron con los títulos de Central en los Nacionales 1971 y 1973 y con el de Newell's en el Metropolitano 1974.

Y para llegar a estas conquistas debieron jugar partidos definitorios y eliminatorios entre sí. Los aperitivos fueron las primeras dos ediciones de la Copa Argentina 1969 y 1970 cuando los auriazules dejaron en el camino a los rojinegros, y aquel clásico que en 1969 la lepra le ganó 1 a 0 a Central y dejó a los auriazules por primera vez en su historia sin jugar el Torneo Nacional.

Y luego vinieron los platos principales. El 19 de diciembre de 1971, en la semifinal del Nacional de ese año, Central, en cancha de River (neutral), ganó 1 a 0 con gol de Aldo Poy. El equipo dirigido por Angel Labruna salió a la cancha con Norberto Menutti; Jorge González (82' Daniel Killer), Pascuttini, Fanesi y Mario Killer; Carlos Aimar, Landucci y Colman; Bóveda (70' Miguel Ángel Bustos), Poy y Roberto Gramajo.

Y el 2 de junio de 1974, empataron 2 a 2, y Newell's con aquel zurdazo inolvidable de Mario Zanabria se consagró campeón ante su eterno rival en Arroyito, que por boletín de AFA fue declarado escenario neutral ya que la cancha se decidió por sorteo. Esa tarde formó con: Carrasco; Rebottaro, Pavoni, Capurro y Barreiro; Picerni, Berta y Zanabria; Santamaría, Obberti (84' Ribeca) y Rocha (69' Magán). DT: Juan Carlos Montes.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario