Ovación

De Carlitos a la Mona, la amistad entre dos ídolos populares

Invitado por el Apache a la concentración argentina, el cordobés contó sobre la amistad entre ambos. También dijo que vio muy bien “a los muchachos” del plantel.

Miércoles 17 de Junio de 2015

Con un pantalón claro y un pullover blanco, rodeado de familiares y amigos, entre ellos el dueño del complejo recreativo Pekos de Carlos Paz, y con un cabello que lo distingue a varios metros, Juan Carlos Jiménez cenaba el lunes en un reconocido restaurante de Coquimbo. Con la amabilidad como credencial, la Mona accedió sin inconvenientes a posar una, dos y varias veces más con los comensales que al verlo se acercaban a saludarlo. Por la proximidad de las ubicaciones, saludó como un conocido de toda la vida a los periodistas de la mesa integrada por Claudio Giglione y Marcelo Lamberti, de LT3; a Sebastián Garavelli, de Rosario Plus, y a este enviado de Ovación. Pero lo más importante del encuentro fue lo que la Mona dijo al aproximarse. “Estuve en la concentración de la selección con los muchachos, me invitó Carlitos, están muy bien los chicos, ojalá le ganemos a Uruguay, la verdad es que es una alegría poder estar acá con todos ustedes. Mañana (por hoy) estaremos en el estadio. ¿Vamos a ganar no? Vamooos Argentina”, monologó el popular cantante cordobés.

Después hizo una breve síntesis de su amistad con Tevez, con quien mantiene un vínculo de mucho cariño, típico de aquellos que trascienden con sus trabajos pero nunca olvidan el origen donde la pelea era la subsistencia misma. “Carlitos tenía 14 años, estaba en las inferiores de Boca y le pedía permiso a Macri para ir a mis bailes. Es un fenómeno. Tenemos una amistad. Yo más de una vez lo subí al escenario a cantar con nosotros. El siempre me invita a la cancha. Esta vez vine porque me hice un lugarcito entre las presentaciones. Estuve hoy apenas llegué con él en la concentración y con los otros muchachos. Todo bárbaro, todo muy bien”, contaba el cuartetero cordobés.

Consultado por Ovación si hacía mucho que no iba a Villa Corina, sorpendido respondió: “A mi barrio hará un par de años, pero a los amigos de la vida los veo”.

—¿Seguís viviendo en el cerro Las Rosas (barrio coqueto de la ciudad de Córdoba)?

—Sí, en la misma casa de hace tantos años. ¿Te acordás cuando los vecinos de la cuadra en esa época no querían que yo viviera ahí porque era un negro?

—Sí, pero después te pedían autógrafos.

—Sí. Les decían a mis hijos que eran para la sirvienta pero en realidad era para ellos. Como también en el auto decían que llevaban mi música para que la escuchara la chica que cuidaba los chicos cuando viajaban.

Luego el colega Lamberti cantó (una manera de decir) la primera parte de un tema de Jiménez y ahí nomás el cuartetero aceptó el convite y entonó la canción para delirio de todos los presentes. Este tipo de acontecimientos deportivos permite encontrar a figuras del fútbol, pero también a referentes como la Mona Jiménez, quien anoche estuvo en el estadio La Portada con el mismo espíritu que soportó la mirada discriminatoria alguna vez y también cuando sus bailes en plena época de la dictadura militar eran interrumpidos porque movilizaba y le transmitía alegría al pueblo.

 

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS