Ovación

Da Costa, dueño del callejero de Puerto Madero

La carrera tuvo cuatro punteros, varios toques y un final emocionante. Prost y Piquet, en el podio.

Domingo 11 de Enero de 2015

El portugués Antonio Da Costa, con un auto del equipo Amlin Aguri, ganó la competencia llevada a cabo en el circuito callejero de Puerto Madero por la Fórmula E, ante una muy buena cantidad de público que quizá haya superado las expectativas.

   En líneas generales la carrera superó lo que todos esperaban porque fue sumamente entretenida por las alternativas que se dieron a lo largo de su desarrollo, como el haber tenido cuatro punteros, varios toques, y un final emocionante.

   Como sucediera en los entrenamientos y en la clasificación, fue Sébastien Buemi el hombre que se hizo dueño de la primera posición en el arranque de la carrera. Con un manejo firme parecía que el suizo debía superar el cambio de auto para acercarse a la victoria, más allá de la presión que intentaban ejercer el alemán Heidfeld y el británico Sam Bird.

   La carrera tuvo un desarrollo normal hasta que llegó el momento del cambio de autos, pero a partir de allí todo se complicó. Primero con la aparición del auto de seguridad en la vuelta 16, por el accidente del indio Chandhok, y luego con errores de conducción de varios pilotos, entre ellos Buemi.

   En la vuelta 24 Buemi salió mal de una chicana y golpeó su auto contra el paredón. Resultado: abandono inmediato. La posta entonces pasó a manos del brasileño Lucas di Grassi, el puntero del campeonato, pero el liderazgo le duró apenas dos vueltas porque en el ingreso a una chicana, la misma en la que se había pegado Buemi, impactó contra la pared, rompió la suspensión trasera y abandonó.

   La punta quedó en manos del alemán Heidfeld, quien se vio perjudicado por una penalización por exceso de velocidad en boxes en el momento de cambio de autos. Con apenas dos vueltas por recorrer, Da Costa se convirtió en el nuevo puntero de la prueba, y a pesar de la arremetida que en ese lapso protagonizaron Jaime Alguersuari, Nicolás Prost y Nelson Piquet Jr, se quedó con la victoria.

   Da Costa prevaleció por tres razones: siempre estuvo más cerca de la punta que sus rivales, supo desarrollar una estrategia ideal para conservar la potencia de su batería en contra del desgaste que, por ejemplo, debieron realizar Prost y Piquet quienes vinieron corriendo de atrás, y el tiempo que corría en su favor. 

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS