Ovación

"Cuando un arquero patea mal, se nota"

El Rifle Castellano considera que el arco canalla "está bien cubierto con Jeremías Ledesma", pese a que viene pifiando en algunas salidas y jugadas con los pies

Martes 20 de Marzo de 2018

En los últimos partidos evidenció algunas falencias significativas a la hora de entregar una pelota con los pies. También cuando debió salir a cortar algún centro. Jeremías Ledesma tuvo sus flaquezas en varios pasajes de la Superliga, que encendieron la luz de alerta en la comunidad canalla, independientemente de la molestia muscular que acusa en la pierna izquierda (ver página 7). Quizá sea fruto de la inexperiencia, ya que recién está haciendo sus primeras armas en el profesionalismo. Sin embargo, el entrenador de guardametas del primer equipo, Hernán Castellano, salió a respaldar con firmeza al actual guardián de los tres palos auriazul en un ping pong con Ovación. El Rifle argumentó, entre otros temas, que "Ledesma es un gran arquero". También remarcó con énfasis que "cuando un arquero patea mal, se nota".
¿Ledesma saca mal porque
le cuesta pegarle bien o
es una falencia a corregir
fruto de que tiene pocos partidos en primera?
No, es un arquero que le pega muy bien a la pelota de arriba. Mientras que de abajo también lo hace bien, pese a que a lo mejor tuvo algunos problemas en algunos partidos puntuales. Sucede además que cuando un arquero patea mal se nota enseguida. Pero Jeremías ejecuta en promedio 20 pelotas sin problemas. Aunque cuando sale alguna sin esa precisión que se necesita para evitar algún contratiempo, entonces es como que puede dejar alguna duda.
¿Cómo trabaja para mejorar?
Entrenando todos los días, como lo hace desde hace rato. Incluso mejoró mucho en este último tiempo. No es un dotado que nació con una pegada excelente. Pero desde hace un par de años viene intensificando las prácticas en pos de superarse. Se queda después de tiempo para corregir cosas. Es muy detallista y sabe muy bien cuándo patea mal porque siempre lo charlamos. Aunque a la vez no veo eso como un tema grave.
Pero hubo casos puntuales en los que las pifias fueron notorias, por ejemplo con Lanús, Huracán y Chacarita.
Sí, puede ser. Más allá de eso, en todo el fútbol mundial pasa que cuando un arquero se equivoca queda expuesto. También sucede que en casi todos los partidos se juega en demasía hacia atrás. Hacen participar mucho más al arquero. Los defensores a veces se sacan los compromisos tirándola atrás. Pero así y todo, Jeremías es un jugador que no va tener problemas con los pies.
¿Y qué podés decir de las salidas, ya que también exhibió algunas fallas?
Las veces que salió lo hizo muy bien en líneas generales. Sí tuvo un inconvenientes ante Huracán, cuando chocó con Zampedri en una acción y luego se apuró en salir en una jugada puntual, que después llegó el penal. Pero considero que la salida es su fuerte.
¿Sí?
Sí, porque es un pibe que salta y lee bien las jugadas. Además, nunca mezquinó salir en un centro luego de haber tenido alguna duda antes. Y eso es para destacar y valorar porque no está pensando en quedarse parado por temor a un nuevo error. Al contrario, demuestra tener la personalidad suficiente.
¿Qué virtud le ves, ya que trabajaste con muchos arqueros en distintas
épocas y con diversas cualidades técnicas?
Jere (Ledesma) es muy técnico, uno de los mejores que tuve en Central. Es muy detallista, entrena mucho y es muy profesional. Tiene todo como para ser uno de los mejores del fútbol argentino.
¿Coincidís con que por momentos tiene bajones, quizá como consecuencia natural?
No, para mí no tuvo ningún bajón hasta el momento. Es más, los errores que tuvo fueron puntuales en determinadas pelotas, como contra Lanús, Huracán y Chacarita. Pero en esos partidos también sacó dos o tres pelotas de gol. Saber patear bien es algo que completa al arquero, pero para mí lo primordial es que evite goles. Que ataje bien.
¿Por qué entonces en las prácticas hacés mucho hincapié en hacerlo patear
con las dos piernas o hacerlo jugar a un toque?
Porque siempre hay cosas por aprender y pulir. Sobre todo en el tema del control. También se apunta a mejorar y entrenar la pierna inhábil. Hoy se juega mucho con el arquero. De hecho, las estadísticas marcan que entre el 70 y 80 por ciento de las pelotas que toca un arquero, lo hace con los pies. Y es por eso que hay que estar muy preparado.
Pareciera que desde la etapa de Guardiola en Barcelona a esta parte el arquero tiene más participación a la hora de reagruparse o marcar la salida del equipo.
Sí, se acentuó en realidad. Hay técnicos que exigen más que otros. Por eso hay que estar preparado porque cada cual tiene su técnica y estrategia. Pero más allá de eso, hoy se tiene que entrenar mucho con los pies.
¿Es autocrítico Ledesma o es más de consultarte?
Las dos cosas. Es un pibe que quiere aprender constantemente y es muy detallista. Asume los errores y se enoja mucho cuando tiene un error en salida como mencioné antes. Quiere superarse. No es que se hace el tonto.
De hecho, en las prácticas es de recriminarse mucho cuando falla en algo.
Sí, es que es así en todo momento. Quiere mejorar y por eso se enoja cuando algo no le sale.
¿Ven videos de los errores?
Sí, lo hacemos constantemente. Charlamos y miramos videos de los partidos. La idea es corregir sobre la marcha cuando notamos que algo no está como deseamos. Aprendemos mutuamente en ese sentido.
¿En qué etapa deportiva está?
De crecimiento y aprendizaje.
¿Compartís el dicho
popular que indica
que el arquero va
creciendo a medida
que se equivoca?
Totalmente. Es así. Pasa que de cada gol que te hacen aprendés. Todo va sumando y sirve para mejorar para la próxima. Pero independientemente de eso, Jeremías es muy exigente y un muy buen arquero.


¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario