Clásico rosarino

Cuando se mudó a cancha de Atlanta

En el Metropolitano de 1976, Central recibía a Newell's y tenía suspendida la cancha. La AFA los mandó a jugar a Buenos Aires, pese al acuerdo de los clubes de que sea en el Parque.

Miércoles 31 de Octubre de 2018

Fue el segundo antecedente de un enfrentamiento entre los clubes de fútbol más populares de Rosario disputado en suelo porteño por una competencia oficial. No se lo recuerda tanto porque no hubo nada especial en juego. Por el torneo Metropolitano de 1976, Rosario Central recibió de local a Newell's en cancha de Atlanta. La AFA los llevó a jugar lejos debido a que Central tenía suspendido el estadio de Arroyito y pese a que los clubes se habían puesto de acuerdo para disputarlo en el Parque Independencia. Como en la actualidad, no se tuvo en cuenta la postura de ambas comisiones directivas de que sea en Rosario o en la provincia.


El Metropolitano de 1976 se jugó con dos zonas. Central integró la zona A y Newell's la B. La 17ª fecha fue el segundo de los tres clásicos de ese torneo, siendo local el equipo de Arroyito. El canalla tenía inhabilitado su estadio a causa del mal comportamiento de sus hinchas en un partido contra Independiente. Había que resolver dónde se jugaba.

"En Villa Dálmine juegan el domingo el clásico rosarino", tituló La Capital en la edición del martes 11 de mayo. La AFA autorizó que sea en el estadio del club de Campana donde Central había jugado anteriormente de local ante San Telmo. La dirigencia de Newell's lo rechazó. Consideraba que esa cancha no estaba acondicionada para un encuentro de esta trascendencia.

A partir de ese momento se consideró la posibilidad de que se juegue en Vélez Sarsfield, Huracán o Atlanta. Esta última chance no convencía a ambos clubes por las condiciones en las que se encontraba el terreno de juego.

El intendente de facto, capitán de navío (RE) Augusto Cristiani citó para el miércoles 13 de mayo a los presidentes de ambos clubes, Víctor Vesco, de Central, y Armando Botti, de Newell's. La intención del intendente era que el partido sea en Rosario. En ese encuentro, Central aceptó que se juegue en cancha de Newell's y envió una nota a la AFA en la que expresó su conformidad de que se dispute en el Parque.

La AFA no les dio bolilla

El jueves 14 de mayo, a sólo tres días del partido, la AFA decidió otra cosa. "El clásico rosarino en el field de Atlanta", fue el título de La Capital al día siguiente de tal resolución. "El doctor Alfredo Cantilo, presidente de la AFA, dispuso que el referido encuentro se juegue en Atlanta, decisión que como es obvio señalarlo, provocará gruesos perjuicios a las dos entidades rosarinas y especialmente al público aficionado", señala la publicación.

La AFA no contempló la idea de Central y Newell's, privando a muchos de presenciar el clásico. A más de 40 años, tuvo la misma actitud, dejando a la ciudad sin el clásico, y para completarla sin que asistan hinchas de ambos equipos.

El domingo 16 de mayo de 1976, Central y Newell's empataron 1 a 1. "Se midieron tan lejos para ofrecer tan poco", describió La Capital sobre el partido.

"Un clásico para olvidar. Caracterizado no sólo por la decepción que supone a un escenario ajeno a dos protagonistas de innegable gravitación en el fútbol argentino, sino por la pobreza de una exposición futbolística que no condice con los antecedentes de uno y otro rival. Alejado además del marco natural capaz de realzarlo aún en las circunstancias más controvertidas", dice el primer párrafo de ese comentario.

En ese partido, Central se quedó con un jugador menos por la expulsión de Osvaldo Potente a los 71' y a los 74' Sergio Apolo Robles convirtió para Newell's. Un minuto después, Ignacio Peña fue exulsado por pegar un puntapié a un rival. Con dos menos, el conjunto de Arroyito lo empató con el gol de José Humberto Romero, a los 84'.

El perjuicio que ocasionó jugarlo en Buenos Aires fue destacado en esa misma edición de La Capital. "A los consabidos inconvenientes de traslado de las dos delegaciones y de los respectivos adictos que deseaban presenciar el partido, se sumó la insignificante recaudación lograda", resaltó el diario. Se habían vendido 7880 entradas.

Newell's y Central clasificaron luego al dodecagonal final y el único enfrentamiento entre ambos en esa etapa decisiva fue en Arroyito. Con mucho mayor público que la que hubo en el partido en Atlanta igualaron 0 a 0. Newell's terminó en el 6º puesto y Central en el 8º. Boca fue el campeón.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

script type="text/javascript"> window._taboola = window._taboola || []; _taboola.push({flush: true});