Ovación

Cuando el Trinche la "descosió"

Se cumplen 45 años del mítico partido entre un combinado rosarino y la selección argentina.

Miércoles 17 de Abril de 2019

Están los que vieron el partido y los que aseguran que lo vieron (un caudal de certezas que llena casi diez estadios de fútbol). Por eso el amistoso entre la selección argentina y el combinado de Rosario, ese encuentro previo al Mundial 74 de Alemania, que no se televisó y que se transmite oralmente desde hace 45 años, es un mito en Rosario. Y tiene a un semidiós llamado Tomás Felipe Carlovich: el Trinche.

La noche del miércoles 17 de abril de 1974 fue la gloria misma para este hombre que hoy tiene 72 años. Le hicieron innumerables notas sobre "ese" partido, le dedicaron un libro que se presentó anoche en el bar El Cairo ("Trinche", de Alejandro Caravario) y hasta hay una obra de teatro que lo evoca ("El mejor futbolista del mundo", de Jorge Eines y José Fernández).

Sin embargo, ese hombre glorioso no admite tanta grandeza. Sólo repite un tímido "no me acuerdo" cuando le preguntan sobre el partido mítico, su insigne "doble caño" o cuando se negó a ir a la selección de César Luis Menotti, entre otras mil anécdotas de su vida.

El partido ocurrió en un marco diametralmente opuesto al presente futbolístico profesional en la ciudad. Tanto brillaban Central y Newell', en primera, y Central Córdoba, en la C, que se hablaba de Rosario como "capital del fútbol".

Los once titulares estaban dirigidos por Juan Carlos Montes y Carlos Timoteo Griguol, los entrenadores de Newell's y Central respectivamente. Jugaron cinco leprosos y cinco canallas, más un charrúa: Carlovich, de apenas 28 años.

Las crónicas aseguran que humilló a la selección nacional al punto que lo sacaron de la cancha a pedido del técnico de la albiceleste, Vladislao Cap. "Saquen a ese cinco", pidió en el entretiempo.

El Trinche compartía equipo con bronces locales como Mario Zanabria, Mario Kempes, Carlos Aimar, Carlos Biasutto, el uruguayo Jorge González, Sergio Robles y Armando Capurro. Además del Mono Obberti y el Colorado Killer, que anoche compartieron mesa literaria con el Trinche.

Ambos hablaron de él como "mágico", "bohemio", "un castigo como adversario", "un fenómeno", "alguien a quien sólo le faltó cruzar los Andes como San Martín". Un catálogo de alabanzas que él parece escuchar sin hacerse cargo.

El partido que hoy se recuerda terminó 3 a 1, en el estadio de Newell's y ante 35 mil personas Los goles los marcaron González, Obberti y Kempes para Rosario y para Argentina descontó Cocco.

En 2014, Ovación entrevistó a Carlovich, quien contó que una vez tomó un taxi hacia el Gabino Sosa y el taxista que lo llevaba no dejó de hablarle del Trinche."Cuando me bajé, le dije: «Por favor cuando lo vea mándele mis saludos»".

Es así. Todos aseguran conocer al Trinche o haberlo visto jugar esa noche. Un mito. Y siguen los homenajes: mañana será a las 19 en el Complejo Atlas, de Mitre 645.


¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

script type="text/javascript"> window._taboola = window._taboola || []; _taboola.push({flush: true});