Ovación

Crónica de una renuncia que no fue

Bermúdez, que se reunió ayer con el juez Bellizia, declaró ante la prensa que nunca dijo que iba a dejar la presidencia

Miércoles 04 de Abril de 2018

Fue presurosa la salida del presidente de Newell's, Eduardo Bermúdez, de la oficina del juez Fabián Bellizia, a cargo del fideicomiso del club, en los Tribunales provinciales. No pensaba detener el paso. El enjambre de periodistas no le dio otra alternativa que frenar la marcha. El interrogante sobre su continuidad al frente de la entidad del Parque se evacuó de inmediato. "Nunca dije que iba a renunciar", manifestó antes de plantear que el motivo de la reunión fue sólo para comentarle al magistrado sobre la realidad institucional y deportiva del club. No aseguró en ese momento que fuese a seguir al frente de la institución. Lo condicionó al respaldo de sus pares. Y habló de una charla pendiente con los tesoreros para que expliquen sobre el balance rechazado en la asamblea. Pero con el transcurso de las horas no hubo encuentro ni conversación. Y por el momento no hay nada previsto. Lo concreto es que continúa al frente de la comisión directiva.

"Evalúo mi posible renuncia", declaró Bermúdez a Ovación en la edición del sábado después del golpe sufrido a partir de la no aprobación del balance y los duros cuestionamientos que recibió en la asamblea de parte de Rafael Bielsa y Daniel Giraudo. Durante este fin de semana, los llamados al celular del presidente fueron infructuosos, según deslizaron otros directivos. La decisión que adoptaría era un misterio. De allí que se especulaba que el encuentro con Bellizia podía significar un punto de inflexión.

Bermúdez golpeó ayer la puerta del despacho de Bellizia y aguardó unos minutos hasta ser recibido. Se encontraba acompañado por el prosecretario Juan José Concina y el vocal Ricardo Ansaldi. En el interior del despacho, el magistrado dialogaba con integrantes del órgano fiduciario. El juez desconocía hasta ese momento lo que pensaba plantearle el presidente rojinegro.

La reunión con los dirigentes duró más de dos horas. Cuando se retiraron, Bermúdez fue interceptado por la prensa. Repartió unas hojas con las tablas de promedio de la actual temporada y de la próxima, con la intención de demostrar que Newell's no se encuentra en una mal momento deportivo.

"Nunca dije que iba a renunciar. Dije que iba a presentarle al juez el estado actual institucional y deportivo de Newell's", manifestó. "El juez quedó muy contento por el estado en el que está la institución en este momento. Y muy contento de la parte deportiva, porque estamos muy lejos del descenso", agregó. En la conversación que había mantenido un instante antes, Bellizia nunca le planteó si era conveniente que siguiera o no. Es que no le corresponde inmiscuirse en cuestiones referidas a la administración del club, se aclaró desde fuentes tribunalicias.

"Siempre tuve fuerzas para seguir. Lo que tengo que ver es qué es lo más conveniente para el club", sostuvo Bermúdez cuando se lo consultó si se sentía respaldado y cuál era su decisión final. En ese momento planteó que su idea era juntarse con sus pares de comisión directiva. "Si veo que no tengo el respaldo, directamente voy a presentar la renuncia", dijo. Pero al final del día, lo concreto es que seguirá al frente de la presidencia.

Durante el relato del cónclave con Bellizia, el presidente contó que le habló sobre "la situación económica" del club, y que al respecto Newell's se encuentra "al día con los empleados, los jugadores, la AFA y la Fifa", aparte de que se abonaron los "14 millones de pesos de la cuota de la deuda de (Eduardo) López", uno de los dos pagos anuales de la deuda concursal. Cuando todavía resonaban las palabras del dirigente, desde los pasillos de Tribunales se deslizó que abonarle en tiempo y forma al plantel y empleados del club fue algo que en buena medida se logró a partir del control de la tesorería por parte del juez.

Ante la pregunta sobre lo sucedido con el balance, Bermúdez señaló que "hay que preguntarle a los tesoreros". Y añadió: "Tengo que hablar con ellos para ver cómo fue lo del cierre del balance. Porque de balance no entiendo". Si bien de alguna manera responsabilizó al tesorero Alberto Sauro y al protesorero Carlos Cantarelli por el balance, en determinado momento admitió que él es "el máximo responsable" de lo que sucede en el club.

Bermúdez terminó de hablar y se retiró junto a Concina y Ansaldi, otros que se especulaba podían irse si el presidente presentaba la renuncia. Por el momento, nada cambia en la comisión directiva.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario