Ovación

Cristian Fabbiani autocrítico: "Fueron los peores seis meses de mi vida"

El Ogro Fabbiani se fue de Newell's en el mejor momento de su carrera con la ilusión de trasladar al equipo millonario toda su magia en el campo de juego. Pero las cosas no salieron, sólo marcó un gol, a Rosario Central, y su nivel futbolístico fue decayendo con cada partido. Ahora espera mejorar para el próximo torneo:  "Para demostrar todo lo que puedo dar, porque de acá no me quiero ir", dijo pensando en que River a fin de año se interese en comprar su pase.

Martes 09 de Junio de 2009

El Ogro Fabbiani se fue de Newell's en el mejor momento de su carrera con la ilusión de trasladar al equipo millonario toda su magia en el campo de juego. Pero las cosas no salieron, sólo marcó un gol, a Rosario Central, y su nivel futbolístico fue decayendo con cada partido. Ahora espera mejorar para el próximo torneo:  "Para demostrar todo lo que puedo dar, porque de acá no me quiero ir", dijo pensando en que River a fin de año se interese en comprar su pase.

Lejos quedó aquella Ogromanía que invadió el Monumental desde el arranque del Clausura. Las caretas del personaje de los dibujitos animados ya no se agotan por Núñez. Y la camiseta 23 de River, tampoco. Así, todo lo que los hinchas esperaban de Cristian Fabbiani quedó en amagues en este semestre repleto de frustraciones. Aquel debut ante Nacional de Paraguay por la Copa Libertadores, en el que él fue fundamental para el gol en el último minuto de Diego Buonanotte; o su trabajo, con grito propio incluido ante Rosario Central, se perdieron en el tiempo, suenan muy lejanos.

Por eso, ahora las sinceras palabras de Fabbiani no sorprenden. "Todo empezó muy bien, es cierto. Pero después me caí y el balance que hago a esta altura es malo porque no se pudo ganar ni la Copa Libertadores ni el torneo local. Para mí, estos fueron los peores seis meses de mi vida. No pude rendir lo que pensaba rendir y ahora en el próximo semestre me tengo que jugar la vida para que River me compre", dice el delantero que tantas expectativas creó con su llegada a Núñez.

"Quiero demostrar todo lo que puedo dar, porque de acá no me quiero ir. Esto me tocó justo en River y me da bronca por todo lo que siento por este club. Yo nunca tuve un bajón futbolístico así y se me da acá. Eso me pone peor todavía", confesó..

Para explicar el bajón futbolístico suyo y del equipo dijo: "Creo que no tuvimos la confianza necesaria para encarar ciertos momentos. Y cuando un jugador no tiene confianza se nota. En la Copa se nos dio jugar en un grupo accesible y el no pasar nos marcó también para el campeonato. Y a mí me pasó en los últimos partidos eso de que se me fuera la confianza. También está el tema de no conocer tanto a los compañeros; creo que en ese sentido en el semestre que viene voy a tener la ventaja de contar ya con un semestre entero en River. Ahora hay que ganar los tres partidos que quedan para tener más confianza y llegar bien armados y con una buena base de puntos al Apertura".

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario