Ovación

Coudet salió a hablar para bajar los decibeles y le pidió a la gente de Central "que no haga locuras"

"Mañana el mejor regalo es jugar bien al fútbol", dijo esta tarde el entrenador auriazul en la previa del partido ante Boca. Prometió quedarse en el club si se mantiene el plantel.

Sábado 07 de Noviembre de 2015

El entrenador de Rosario Central, Eduardo "el Chacho" Coudet, salió de las habituales costumbres en la previa a los partidos y decidió hablar para pedir a los hinchas "tranquilidad", "no hacer locuras" y "no provocar nada que perjudique a Central". Las declaraciones suceden en un clima de tensión tras la final de la Copa Argentina que se vio empañada por los errores arbitrales de Diego Ceballos. Mañana Central y Boca se vuelven a enfrentar en la que será la última fecha del torneo de 30 equipos que consagró al xeneize.
 
"Lo que me encantaría escuchar mañana es que se queden todos, que no se vaya ni uno solo", deseó esta tarde el entrenador en diálogo con La Red Rosario donde prometió quedarse en su cargo el próximo año si es que se mantiene la base del plantel.
 
El eje de las palabras de Coudet estuvieron puestas en transmitir tranquilidad a los hinchas de Central y demostrar "grandeza" mañana cuando reciba a Boca en el Gigante de Arroyo. "El mejor regalo que podemos hacer es jugar bien al fútbol", dijo.
 
"Cualquier problema que haya va a perjudicar a Central, entonces hay que ser conscientes, todos estamos dolidos, nos sentimos mal cada uno desde su lugar pero le haríamos muy mal a Central si pasara algo", expresó para señalar que "el cuerpo técnico, los jugadores de Boca no son culpables de lo que pasó".
 
"Le pido a la gente que no haga locuras, que vayamos a ver como todo el año a este Central que juega bien al fútbol, ese es el mejor regalo que nos podemos dar", agregó y destacó "la gran relación con los directivos, han hecho un gran esfuerzo".
 
"El único condicionamiento es que se quede el actual plantel. En el mismo tono que estamos hablando ahora les dije que si mantienen el plantel, me quedo encantado, porque estoy convencido que este es el camino y que estos jugadores le van a dar cosas a Central. Es muy difícil armar un equipo y la continuidad te la da mantener las bases. Eso es imperioso para poder seguir creciendo, necesito que esa base se mantenga. Lo tienen claro, ojalá puedan hacerlo. Si no se puede, no reprocharía nada a nadie, pero daría un paso al costado", reveló.
 
Coudet resaltó la convivencia: "Veo a un plantel convencido, muy unido, costó mucho, desde que me designaron como entrenador no pasó un año, fue muy difícil para mi. Al principio sentí que estábamos muy solos. Fue mucho laburo. Es muy difícil armar un buen equipo, no sé si podría arrancar de cero, sería dificilísimo. Se ha levantado mucho la vara y hay que seguir mejorando. La única forma es mantener el plantel, que es lo mejor que tiene Central", dijo.
 
En tanto contó que estuvo ajeno A todo lo que se habló después de la final del miércoles. "No quise ver nada. Ni siquiera volví a ver el partido en estas horas para ver detalles, jugadas puntuales. Me es indistinto las declaraciones. Es primordial que el mensaje sea uno solo, y que sea tranquilidad. Sé el dolor que tienen, el despojo que sienten, porque nosotros lo sentimos en carne propia. Necesitamos tranquilidad".
 
"En Central pasan estas cosas, cada vez que Central se levanta con fuerza, parece que nos quieren dar un mazazo. Hay mucha gente que no le gusta que a Central le vaya bien. pero estamos construyendo algo, la gente, los jugadores, los dirigentes. Lo que quiero es que la gente exija es que va a ir a ver a la cancha un buen partido de fútbol. No puedo asegurar resultados, pero sí que hay un crecimiento y que está a la vista", agregó.
 
"No hay manera que nos puedan desestabilizar, porque vamos camino de un crecimiento muy grande. Soy el primero que tengo que bajar los decibeles, trabajaré para lograr eso. Le pido tranquilidad a la gente, tenemos que demostrar que tenemos grandeza, mostrando que Central es una fiesta, que el hincha de Central es distinto. Brindarlo al mundo un espectáculo distinto como cada vez que Central juega en su cancha", siguió.
 
"No he visto nunca en el tiempo que estoy en el fútbol, un plantel tan homogéneo que se lleve tan bien como este plantel de Central. No lo he visto nunca, honestamente. Y lo que pido es que se mantenga. Es un plantel convencido de que va a lograr cosas. Vamos a tratar de seguir creciendo, de sacarle más jugo a este plantel. Estamos con ese convencimiento, todos en la misma sintonía. Se que los dirigentes están haciendo sus gestiones, hay que destacarlo y mucho. He visto un montón de momentos enquilombados de los equipos. Lo que me encantaría escuchar mañana es que se queden todos, que no se vaya ni uno solo", dijo para contraponer a la canción que se escucha cuando las cosas van mal.
 
"Que mañana cada uno mire al del costado y le transmita tranquilidad. Que no exista nada negativo que pueda perjudicar a Central. Le agradecemos a todos por el apoyo. No nos alcanzó esta vez. Este es el camino para que Central pueda comenzar a cosechar", cerró.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario