Ovación

Coudet cuestionó el mal estado del terreno del Gigante para recibir a Temperley

"Por cómo está la situación, la de jugar sin público, nos hubiese convenido inclusive jugar acá, en Arroyo Seco, sin dudas”, señaló el DT canalla, punzante y sin filtros.

Sábado 14 de Marzo de 2015

El estado del piso del Gigante de Arroyito y el sorpresivo cambio de horario que sufrió ayer Central para recibir el lunes próximo a Temperley, fueron el combo perfecto para que Eduardo Coudet montara en cólera en la previa del desafío ante el Gasolero. Y no solamente porque tuvo que cambiar sobre la hora la hoja de ruta de entrenamiento, sino porque no avizora una mejoría a corto plazo. “Es una lástima. Nos encontramos con el campo muy malo, en muy malas condiciones”, afirmó el técnico con impotencia cuando Ovación lo consultó sobre el tema. Pero el entrenador de Central redobló la apuesta de manera espontánea y fue por más al expresar que “por cómo está la situación, la de jugar sin público, nos hubiese convenido inclusive jugar acá, en Arroyo Seco, sin dudas”. Un Chacho punzante y sin filtros.

   Cuando el plantel se presentó el pasado jueves en el Gigante para hacer fútbol, Coudet se llevó una sorpresa. “No se podía jugar. La cancha estaba horrible”, contaron por lo bajo. Eso hizo que el DT optara por realizar ayer la rutina en el country, pese a que la idea original era volver al estadio para hacer otro rato de fútbol.

   La problemática que envuelve al césped del estadio mundialista “es que hace casi dos semanas tuvieron que arrojar un producto que contiene veneno para terminar con la maleza no deseada, lo que comúnmente se la conoce como grillo topo. Lo que sucede es que hace varios meses que no se la siembra”, indicaron a su turno desde la entidad auriazul. “Ahora, con el enojo del Chacho, no sería extraño que quieran tirarle arena y semilla. Pero el problema es que si no baja la temperatura será en vano el trabajo”, acotaron con precisión.

   “Realmente uno está disconforme porque se entrena sobre una base, que es hacerlo con canchas buenas como hay en Arroyo. Pensamos en una cosa y hace 20 días que no íbamos al Gigante. Sinceramente creía que me encontraría con un billar, y no nos encontramos con un billar”, destacó un indignado Coudet ante este diario.

   Con respecto al deseo de cambiar de escenario ante Temperley, el entrenador lo ratificó. “Si podía lo hacía el cambio. Pero no creo que podamos hacerlo ahora porque no hay tiempo. Además no se nos cruzó por la cabeza que el estadio podría llegar a estar en esas condiciones”, respondió acelerado para luego intentar bajar un cambio al declarar que “ya está, ahora hay que aguantarse las cosas como son. Estará malo para los dos, pero pienso que a nosotros nos hubiese convenido otro campo de juego”.

   “En realidad, no está tan malo. Pasa que al haber grillos topo, el césped está duro en varios lugares. Sucede en varias canchas, no es que pasa esto acá nomás. Por eso hace diez u once días se le tiró veneno al piso para que crezca sano”, remarcaron desde Central cuando este medio indagó sobre el tema que tiene furioso al Chacho.

Lo tiene, pero esperará para darlo

Tiene todo definido. Pero Eduardo Coudet declaró ayer ante la prensa “que el equipo lo voy a confirmar recién a último momento”. No obstante, Nery Domínguez será el encargado de suplir la baja del lesionado Damián Musto. A su vez, Elías Gómez cubrirá por el cupo que dejó vacante el también averiado Pablo Alvarez, lo que obligará al entrenador canalla a incluir en el lateral derecho a Cristian Villagra. El resto serán los mismos apellidos que vienen de hacer pata ancha en Bahía Blanca contra Olimpo.

   En relación a Franco Cervi, quien andaba con unas nanas, el propio entrenador de Central se encargó de apagar la alarma de la especulación al mencionar que el juvenil volante ofensivo “está bien y en condiciones”. Por más que ayer Jonás Aguirre volvió a cubrir a Chucky, la realidad es que los once que tratarán de seguir prendidos en lo más alto de las posiciones frente al Gasolero serán: Caranta; Villagra, Yeimar Pastor Gómez Andrade, Donatti y Elías Gómez; Cervi, Nery Domínguez, Barrientos y José Luis Fernández; Niell y Ruben.

   “Voy a esperar. La idea es que todos estén bien y que a la mínima duda avisen. Prefiero perder a alguien una fecha y no cuatro después”, sentenció Coudet en clara referencia de Musto, quien “quería jugar igual el lunes”.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS