Ovación

"Correr en casa será muy emotivo"

El rosarino Pedro Boero palpita la previa del coronación del TN en el Fangio. "Si hay que pedir y soñar, sueño con ganar", afirmó el piloto

Jueves 30 de Noviembre de 2017

Asegura tener una extraña sensación en su interior. La ansiedad le carcome la mente. Sin embargo, cuando exterioriza lo que siente es como que le inyecta a cada instante una dosis de tranquilidad a su cuerpo y alma en pos de lograr armonía y concentración para encarar la última fecha del Turismo Nacional a fondo. Pedro Boero sabe además que el Coronación tendrá un sabor especial. Porque le bajará la persiana a la primera temporada en la Clase 3 buscando quedar entre los pilotos top, pese a sus juveniles 20 años. Boero también argumentó que "correr en casa será muy especial y emotivo. Tendré la chance histórica de girar en el patio de mi casa. Estaré en el Fangio como mi papá (Nacho) en su momento. Si eso no es motivo para estar nervioso y orgulloso a la vez, no sé cómo definirlo entonces", acotó desde el corazón el único rosarino puro que tendrá la ciudad en esta última presentación anual del TN.
   Pedrito habla con cierta timidez. Confiesa que será su estreno en su casa. En el Fangio. Ese mismo trazado donde hace un puñado de años atrás tuvo una efímera prueba con un "formulita del Castro Racing". Luego se subió a los autos con techo. Y ahí arrancó su propia carrera hasta erigirse en uno de los pilotos estrellas del Martos Med, equipo también con sello rosarino y que tiene al Mago Moriatis como máximo candidato a retener la corona el domingo.
   "Vengo teniendo un buen año. Debuté esta temporada en la clase mayor y estoy entre los 10 primeros del campeonato. No me puedo quejar desde ese punto de vista", deslizó sin dudar. "Obvio que será muy especial correr en acá. Será una experiencia distinta porque será la primera vez que me pasará. Mi papa corrió en el viejo trazado, el que no tenía el peralte en la uno y en la última curva. Algo me acuerdo de cuando lo acompañábamos", rememoró con cierta sonrisa cómplice.
   "Si hay que pedir y soñar, sueño con ganar", acotó. Como dato extra hay que destacar que el hijo de Nacho reúne a la vez todos los requisitos para erigirse en uno de los mejores en su rubro en un corto plazo.
¿Cómo vivís la previa
de la carrera?
Con mucha ansiedad porque será una carrera especial. Muy especial diría. Es en mi casa, mi ciudad. Lo haré en el autódromo donde mi viejo (Nacho) corrió en su momento. Tendré la oportunidad de contar con el apoyo de mi familia, amigos, todas las personas que siempre me están apoyando desde hace rato. La sensación moviliza muchas cosas en el plano interno, esa es la realidad.
Se te nota con ganas de estar
ya arriba del auto.
Ni hablar, es así. No veo la hora de sentir esa adrenalina que genera el automovilismo. Si me pongo loco antes de cada fecha, imaginate ahora que lo haré acá donde seré local.
¿No vas a sentir presión ante
gente apoyándote?
Y, un poco sí porque imaginate que todos quieren que termine lo más adelante posible. Es como que vienen a ver un podio mío, ja. Sé a la vez que no deberé pasar vergüenza. Pero a la vez es algo que trato de no pensar mucho porque es para disfrutar de sus presencias más que pensar en que deberé hacer un buen papel por ellos. La realidad es que tengo que rendir porque estoy en el mejor equipo de la categoría como el Martos Med, y eso ya es motivo de sobra como para salir a competir y llegar lo más adelante posible.
¿Coincidís con que lo positivo
es que al no haber referencia
del circuito ningún piloto
podrá sacar ventajas?
Totalmente. Eso será uno de los factores sorpresas que tendrá esta fecha, que justo será la última. Nadie podrá simular antes porque no hay imágenes ni cámaras de cómo quedó realmente terminado el trazado. En ese sentido siento que todos estaremos en igualdad de condiciones por primera vez. Será muy desafiante y algo muy lindo que puede generar más espectáculo además.
¿Dónde estará la clave para
poder sacar un plus entonces?
En adaptarse lo más rápido posible al autódromo, a sus curvas, chicanas, peralte. Quien mejor se asiente podrá marcar el rumbo, al menos es lo que pienso hoy en día. Lógico que una vez que estemos arriba de los autos, todo lo demás no cuenta. La verdad se verá ahí recién.
¿Imaginabas que el Coronación
iba a ser en la ciudad?
Ni a palos. Pensé que vendríamos el año que viene. Pero por suerte hicieron el alargue necesario y Rosario se dará el gusto de recibir a la última fecha, que definirá a los campeones de las dos clases encima. Es una buena excusa además para acercarse al Fangio.
¿Cuál es el objetivo para
el domingo?
Terminar la final antes que nada. Luego terminar entre los diez primeros del campeonato. Sería un buen premio por ser mi primera temporada en la clase mayor del TN.
¿Soñás con un podio?
Sí, cómo que no. Ojalá pueda meterlo pero sé que no es sencillo. Somos casi 40 pilotos y sólo suben tres. Pero estar ahí arriba sería algo emocionante. Por muchas cosas. Soy local y estará toda mi gente, qué más podría pedir. Total, soñar no cuesta nada.


"Que Moriatis salga campeón"

A la hora de la consulta sobre si será el guardián de Emanuel Moriatis, quien buscará conseguir el bicampeonato en el Fangio, Boero fue sincero: "La idea es que Ema pueda retener la corona. Vamos a trabajar para eso. El Mago sabe lo que tiene que hacer, es un profesional tremendo y estoy convencido que vendrá para terminar adelante de todos. Nunca sale a especular. Por algo está peleando el título. De mi parte haré una carrera prolija pensando en llegar entre los 10 primeros del campeonato. Somos un equipo, ante todo, que además tiene entidad rosarina".

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario