Ovación

Corinthians le ganó con autoridad a Boca y es el nuevo campeón de la Libertadores

Boca cayó sin atenuantes 2 a 0 ante el Timao en la revancha de la final de la Copa Libertadores que se jugó en el Pacaembú de San Pablo. Emerson marcó los dos y fue figura, mientras que el equipo xeneize fue una sombra.

Miércoles 04 de Julio de 2012

Boca cayó sin atenuantes 2 a 0 con Corinthians en la revancha de la final de la Copa Libertadores que se jugó en el Pacaembú de San Pablo. Emerson marcó los dos y fue figura, mientras que el equipo xeneize fue una sombra.

El partido arrancó con mucho ritmo. En los primeros minutos la pelota iba y venía, aunque tanta vertiginosidad provocaba errores y fricciones. Ambos se equivocaban parejo y ponían la pierna fuerte al límite.

Los brasileños respetan a Boca, así que cuando pierden la pelota ordenadamente se repliegan y lo esperan. Cuando atacan van con mucha gente sobre todo por derecha.

A los 25, Schiavi bajó a Alex y el juez cobró falta casi pisando la medialuna. Le pegó Alex y dio en la barrera, pero la jugada marcó un quiebre, ya que el Timao comenzó a jugar en campo rival y encima Orión pidió el cambio por un golpe en una jugada previa de su propio compañero Somoza.

No obstante, la presión no llegó a tanto y no lastimó, salvo una pelota cruzada que el suplente Sosa manoteó abajo.

Por el lado de los de Falcioni, un cabezazo de Schiavi que rebotó en un defensor en el comienzo y nada más hasta el final de una primera etapa bastante chata y aburrida.

En el comienzo del complemento, una salida mala del arquero Cassio animó a los xeneizes, que apretaron el acelerador, arrinconaron a los locales y generaron un par de chances.

Hasta que a los 8, Emerson quedó mano a mano ante Sosa luego de un par de rechazos en el área xeneize y no perdonó: la clavó junto al palo izquierdo del arquero. Sin hacer mucho, Corinthians comienza a mandar en el partido.

Boca salió a buscarlo y Corinthians se refugió bien cerca de su arquero aunque la réplica rápida es marca registrada del conjunto paulista. Hubo un disparo de Danilo que atajó bien Sosa.

Falcioni mandó a Cvitanich por Ledesma y denunció sus intenciones de ir por todo, aunque mayor cantidad de delanteros no garantizó profundidad. Así, merodeó los dominios locales pero el arquero pasaba tranquilo la noche, salvo un cabezazo de Caruzzo a los 26, que Cassio voló y atajó.

Un minuto después Schiavi entregó mal en la salida y Emerson la capturó, corrió con pelota dominada y definió con un toque ante la salida desesperada de Sosa. El Timao firma el 2 a 0 y a Boca se le hace cuesta arriba.

Tras el gol se nubló el xeneize y los atacantes se perdieron en el embudo que propuso la zaga brasileña. Casi ni inquietó al arquero y por el contrario debió sufrir el toque cansino y la tranquilidad para manejar el partido de los locales.

Viatri saltó a la cancha para los últimos 10 minutos, pero Emerson seguía enloqueciendo a todos. Y le hacían faltas y de una de ellas Chicao ejecutó un tiro libre que se fue rozando el palo.

NI siquiera los minutos finales tuvieron olor a que la historia podía cambiar, salvo un débil disparo de Silva. Corinthians llegó por primera vez a una final de la Libertadores y la ganó para alegría de Lula, el hincha corinthiano más famoso. En Boca sólo decepción.
 

Formaciones iniciales

Corinthians: Cassio Ramos; Alessandro, Chicao, Leandro Castán, Fabio Santos; Ralf, Paulinho, Danilo, Alex; Jorge Henrique y Emerson. Director técnico: Tite.

Boca: Agustín Orion; Franco Sosa, Rolando Schiavi, Matías Caruzzo, Clemente Rodríguez; Pablo Ledesma, Leandro Somoza, Walter Erviti; Juan Román Riquelme; Pablo Mouche y Santiago Silva. Director técnico: Julio Falcioni.

Arbitro: Wilmar Roldán (Colombia). Asistentes: Abraham González y Humberto Clavijo (Colombia).

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario