Ovación

Conmebol lo quiere jugar afuera del país

La Confederación Sudamericana puso 8 y 9 de diciembre como fechas probables de la final. Y planteó que se dispute en el exterior, siempre y cuando la unidad disciplinaria no descalifique a River por las agresiones en el Monumental

Miércoles 28 de Noviembre de 2018

La Confederación Sudamericana puso 8 y 9 de diciembre como fechas probables de la final. Y planteó que se dispute en el exterior, siempre y cuando la unidad disciplinaria no descalifique a River por las agresiones en el Monumental

La Confederación Sudamericana de Fútbol (Conmebol) comunicó ayer que la final de la Copa Libertadores 2018 se jugará fuera de la Argentina el 8 o 9 de diciembre, si es que el tribunal de disciplina de la entidad no le da la razón a Boca, que pidió a través de un documento y numerosas pruebas presentadas que River sea descalificado. Ayer se manejaba como escenario probable la ciudad de Doha, capital de Qatar.

La, hasta ahora, final más larga del mundo fue postergada dos veces el fin de semana pasado, primero el sábado tras el ataque que hinchas de River perpetraron contra el micro que trasladaba a los jugadores de Boca al Monumental. Y después el domingo, cuando la Conmebol consideró que el equipo xeneize no estaba en igualdad de condiciones para disputar el partido.

Todo ello tras los piedrazos y botellazos que hicieron estallar los vidrios del micro desde Libertador y Lidoro Quinteros hasta la puerta de Figueroa Alcorta, por donde ingresó el vehículo, con la consecuencia de heridas y malestar prolongado en varios jugadores boquenses, según comprobaron los médicos.

Los presidentes de Boca y River, Daniel Angelici y Rodolfo D'Onofrio, respectivamente, se reunieron ayer al mediodía en la sede de la Conmebol (en la ciudad paraguaya de Luque) con el titular de ese organismo, Alejandro Domínguez. También participó del encuentro Claudio "Chiqui" Tapia, titular de la AFA y uno de los vicepresidentes del máximo ente del fútbol sudamericano.

"El partido se jugará, sujeto a la decisión de la comisión disciplinaria de la Conmebol, el sábado 8 o domingo 9 de diciembre y fuera del territorio argentino", reveló el paraguayo Domínguez en la conferencia de prensa realizada al término de la reunión.

Al referirse al encuentro, Domínguez dijo que "fue ameno y me preocupé por decirles a los presidentes que cuando se comuniquen con la gente manden el mensaje correcto, el fútbol no es violencia, no es lo que se vio el otro día".

En ese contexto, será clave el fallo de la unidad disciplinaria de la Conmebol, que se conocerá posiblemente mañana (aunque algunas versiones surgidas en Luque dicen que podría anticiparse), ante el pedido formal presentado ayer por Boca: que se suspenda en forma definitiva la revancha de la final de la Copa Libertadores ante River y la descalificación del club de Núñez, como así sanciones por las agresiones sufridas por sus jugadores.

Angelici, asesorado por sus abogados, presentó un documento con cinco puntos que exponen de manera oficial la intención del club para no jugar y ser proclamado campeón, amparado en el artículo 18, inciso 1, del reglamento de la Conmebol.

En ese texto, el club xeneize desliza críticas al titular de la Conmebol, ya que Domínguez emitió un comunicado el lunes en el que afirmaba que "en la Conmebol que presido, el fútbol no se gana con piedras ni agresiones. Lo ganan los jugadores en la cancha".

La respuesta de Boca no se hizo esperar: "Cabe preguntarse si ello es así, por qué existe el inciso 1 del artículo 18 en el reglamento disciplinario, que prevé entre las sanciones posibles la descalificación de una competición".

"La prudencia debe primar en estas instancias y el presidente de la Conmebol debiera abstenerse de opinar públicamente sobre esta cuestión, ya que de esta manera está afectando gravemente la independencia del órgano disciplinario que debe resolver la situación", concluye el documento presentado por Boca.

Por el lado de River, el descargo anticipado el lunes por sus dirigentes argumenta que la situación es distinta a lo sucedido en los octavos de final de la edición 2015, cuando Boca quedó eliminado por una agresión a los jugadores millonarios con gas pimienta dentro del estadio, realizada por un socio de Boca.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

script type="text/javascript"> window._taboola = window._taboola || []; _taboola.push({flush: true});