Ovación

Con Tevez, Boca ganó y sigue bien arriba

Boca vivió una tarde de fiesta. Ese fue el saldo que le dejó la vuelta del delantero Carlos Tevez y el triunfo frente a Quilmes por 2-1 que permite seguir como único líder del campeonato.

Domingo 19 de Julio de 2015

Boca vivió una tarde de fiesta. Ese fue el saldo que le dejó la vuelta del delantero Carlos Tevez y el triunfo frente a Quilmes por 2-1 que permite seguir como único líder del campeonato.

Al equipo del Vasco Arruabarrena le costó encontrar juego, pero se puso en ventaja a los 26', sin ser mejor que su rival, a través del delantero Sebastián Palacios. En el complemento tuvo mejor circulación, pareció liquidar el partido con un golazo de rabona del atacante Jonathan Calleri, pero el descuento del delantero Alexis Canelo a los 52' mantuvo la incertidumbre hasta el final.

Tevez estuvo bien marcado, pero igual se las arregló para entregar destellos de calidad. Estuvo dos veces muy cerca del gol: una la salvó el arquero Walter Benítez y la otra pegó en el travesaño.

Quilmes, que presentó un planteo muy cerrado, le quitó a Boca la pelota, aisló a Tevez de sus compañeros y comenzó a insinuar desequilibrio por el sector de Canelo, que le ganaba a Gino Peruzzi.

No había llegadas, pero el cervecero manejó la pelota durante el primer cuarto de hora. Recién a los 24' Boca produjo una maniobra asociada que terminó con un cabezazo desviado de Palacios.

Dos minutos después Palacios no falló. Puso el 1-0 tras imponerse en el mano a mano con Benítez, que tapó en primera instancia, tras una gran habilitación del volante Pablo Pérez.

Quilmes sintió el impacto y Boca empezó a sentirse más cómodo. Pese a esto, a los 38', Canelo tuvo el empate pero el arquero Orion se impuso en el duelo.

El arranque del complemento entregó a un Boca muy mejorado, con posesión, distribución profunda y llegada y llegaron las dos mejores de Tevez. A los 46' Benítez volvió a salvar su arco y a los 50' su remate dio en el travesaño. El golazo de Palacios llegó a los 52'. Tras un rebote en el borde del área sacó una rabona por encima del arquero.

Quilmes, muy decaído por entonces, volvió al partido en los 58'. Un tiro libre encontró la cabeza de Canelo, que dejó sin opciones a Orion.

El marcador ya no iba a modificarse, Quilmes no volvió a generar peligro cierto. Fue Boca se mostró más fluido y tuvo tres claras situaciones de gol, pero no pudo convertir para cerrar el partido con mayor tranquilidad.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario