Rusia 2018

Con sabor a esperanza

Messi es la carta de la selección. Sin su magia el equipo sin dudas sería uno más dentro de las que participarán en Rusia. El sueño está gracias al diez.

Lunes 04 de Junio de 2018

Messi es la carta de la selección. Sin su magia el equipo sin dudas sería uno más dentro de las que participarán en Rusia. El sueño está gracias al diez

Messi es Argentina. Es la ilusión, lo que mantiene viva la esperanza de ir en busca de una nueva Copa del Mundo. Sin él las posibilidades serían escasas y ni siquiera ingresaría en el lote de los denominados "candidatos". Si hasta la propia Pulga bajó la ansiedad y estableció, quizás intentando mermar algo la presión —aunque en vano—, "no somos candidatos, pero estamos bien". Hay algunos buenos valores, jugadores de renombre y altamente cotizados en la albiceleste, pero que están por debajo de lo que pueda realizar el capitán. Lionel se juega todo con el fin de lograr uno de los títulos que le queda para completar la vitrina de logros deportivos. Solo, obviamente, no puede y necesitará que sus laderos estén a la altura de las circunstancias.

A tal punto todo depende del "10" que hasta el propio Jorge Sampaoli manifestó que "es la selección de Messi, no mía". Una frase que dejó lecturas de todo tipo. Si tiene o tuvo injerencia en los nombres que finalmente resultaron convocados o, simplemente, porque todo está depositado en lo que pueda realizar en Rusia.

El fútbol no es lineal y es lo que lo hace atrapante. En noventa minutos cualquier cosa puede suceder más allá de los pronósticos, aunque es cierto que en la previa la selección nacional aún no logró cautivar del todo a la gente. Hay por el momento cierto recelo y sólo Messi es el que inyecta entusiasmo. También, es verdad, cuando todo comience y si los resultados son positivos sin dudas que el fervor irá in crescendo. O, si no lo son, sucederá lo contrario y los cuestionamientos se multiplicarán sobre por qué fue tal jugador y no otro.

A priori, antes de que la pelota comience a rodar en las canchas rusas el plantel aparecería con ciertas fisuras. Sin recambio en los volantes de contención o sin reemplazante del nueve de área: Gonzalo Higuaín. Sí, está el Kun Agüero, pero con características diferentes. De ahí parte en que Mauro Icardi debió estar. Tampoco el Zurdo parece tener definido el equipo y viene probando desde hace tiempo. Y a días del arranque hay piezas dispersas, cuando en realidad todo debería estar bien acomodado.

¿Argentina sin Messi cotizaría en la bolsa de las encuestas? La realidad indicaría que no y que las posibilidades de avanzar y llegar a instancias decisivas serían escasas. Porque el equipo tiene un brillo diferente con la Pulga, por algo es el mejor del mundo y el que mueve las pasiones. Así como lo fue tiempo atrás Argentina con Diego Maradona, hoy todo está depositado en lo que logre realizar el ex Newell's. Sin su fútbol el equipo no tiene magia, hasta se podría decir sin intención de menospreciar a nadie que sería uno más. Mezclado en el lote de los participantes.

¡Qué selección no quisiera contar con Messi! Es el que eleva las ilusiones con su fútbol, el que puede definir un partido en una jugada. Algo que sólo logran los diferentes. Argentina cuenta con él y el pueblo argentino deposita todas las esperanzas en su figura. Lio solo le da sabor a la esperanza.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario