Ovación

Con prisa para el rearmado de la formación de Newell's

Gamboa tiene que encontrar las variantes de Cristaldo y Escobar para recibir a Estudiantes. Garro es duda por un dolor en el tobillo. Lo bueno: vuelve Scocco.

Miércoles 28 de Julio de 2021

Todavía contuso por la primera derrota en el torneo, Newell’s debe lamerse las heridas y recomponerse con prisa para jugar mañana mismo en el Coloso. Necesita dejar atrás lo sucedido en La Paternal, donde tuvo una presentación negativa y no solo desde el resultado. Es que sufrió las bajas de Jonatan Cristaldo por expulsión y Franco Escobar por lesión, a las que se le puede agregar alguna otra ausencia, como la de Juan Garro, que terminó con una dolencia, y Mariano Bíttolo, golpeado en la jugada del gol.

La proximidad del partido frente a Estudiantes tiene para Newell’s la ventaja de que en un breve lapso puede levantarse y volver al triunfo. Lo positivo para Fernando Gamboa es que recupera a Ignacio Scocco, luego de cumplir la fecha de suspensión por la roja contra Talleres. La reaparición del goleador será en lugar de Cristaldo, expulsado frente a Argentinos por una dura infracción.

Por estas horas, la principal misión del entrenador pasa por el rearmado del equipo, con futbolistas con distintas dolencias y otros cuyo bajo nivel pone en duda si seguirán siendo titulares.

Para empezar, Franco Escobar se lesionó el pie (ver página 3) y dejó vacante el lateral derecho. No hay mucho misterio con respecto al reemplazante para mañana. Gamboa tiene a Gabriel Compagnucci para jugar de cuatro.

Escobar se agregó a la lista de jugadores que Gamboa no dispone, como Pablo Pérez, con un desgarro en el sóleo, y Julián Fernández, con un desgarro en el isquiotibial. Además, Maxi Rodríguez busca ponerse en óptima forma física tras recuperarse de un edema en el sóleo y Fernando Belluschi aún no está recuperado de una molestia en el tendón de Aquiles.

No es un problema menor que el entrenador no cuente con tal cantidad de futbolistas. Seguramente la mayoría de ellos serían titulares si estuviesen en condiciones.

Las ausencias pueden ser más para el encuentro de mañana. Garro se retiró del estadio Diego Maradona con un dolor en el tobillo y hoy se definirá si el atacante está para jugar. En esta decisión también puede pesar que Newell’s volverá a jugar en unos días, el lunes, contra Patronato en Paraná.

En el caso de que Garro no se recupere, la opción para jugar de extremo es Justo Giani, que ingresó en el segundo tiempo frente a Argentinos.

Aparte de Garro, otro en duda es Mariano Bíttolo, víctima de un golpe en la acción en la que Villalba se tiró al piso con los dos pies hacia adelante para anotar el gol del triunfo de Argentinos. De todos modos, el lateral izquierdo tendría chance de estar mañana en el Coloso.

El panorama con los lesionados pinta complejo para Gamboa. También el rendimiento de algunos futbolistas, como Juan Sforza, Ramiro Sordo y Jerónimo Cacciabue. Por este motivo, no hay que descartar que el entrenador ensaye cambios.

La falta de contención en la mitad de cancha fue uno de los aspectos del juego en los que Newell’s mayormente defeccionó frente al bicho y Sforza quedó entre los principales responsables. Habrá que esperar para saber si Gamboa le ratifica la confianza o prefiere un mediocampista central más batallador, como es Mateo Maccari.

Son los interrogantes que se abrieron tras la fallida presentación en La Paternal. Gamboa tendrá que darles una respuesta.

Mayor posesión y generación

Gamboa admitió que a Newell’s le “faltó posesión de la pelota” ante Argentinos y “sin ello es difícil generar fútbol”. Es una de las cuestiones a corregir para incrementar la chance de un triunfo mañana sobre Estudiantes. Pero el equipo tiene que agregarle una dosis de fútbol. Hasta acá apareció en cuentagotas y, salvo la cuota de juego de Nicolás Castro, falta una mayor sincronización colectiva de toques y movimientos.

Es cierto que Newell’s jugó el lunes todo un tiempo con uno menos por la expulsión de Jonatan Cristaldo. Pero antes de esa roja, la lepra generó muy poco. No tuvo variantes para llegar al arco de Chaves. Y no aprovechó la pelota parada que tan buen rédito le dio en el debut.

En ese primer partido del torneo, el conjunto rojinegro tampoco tuvo mucho juego, más allá de la postura agresiva y la actitud. Sin asociación o pases punzantes en los metros finales anotó tres goles a partir de la pelota detenida, con los lanzamientos de Castro.

En la victoria frente a Talleres, la lepra tuvo una posesión favorable de 55 a 45 por ciento. Contra Argentinos, el porcentaje resultó negativo: 70 a 30. En ambos casos le costó construir jugadas de riesgo. Mañana tiene esa cuenta que saldar.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario