Ovación

Con Maximiliano Urruti, Newell's logró corregir su marcada falta de gol

¿Cuántas veces se habló de la falta de goleador? Y hasta con la llegada de Gerardo Martino la opinión común estaba dirigida en la necesidad de reforzar el equipo con un definidor.

Jueves 12 de Abril de 2012

¿Cuántas veces se habló de la falta de goleador? Y hasta con la llegada de Gerardo Martino la opinión común estaba dirigida en la necesidad de reforzar el equipo con un definidor. La falta de goles de los últimos años llevaba a pensar en eso y fue un tema tratado hasta el hartazgo, porque después de Oscar Cardozo o Joaquín Boghossian los rojinegros sufrieron esa ausencia de conquistas. El Tata se la jugó por lo que había en casa y apostó por Maximiliano Urruti (también en Víctor Aquino) para disimular el mal de goles. El atacante respondió con creces, a tal punto que hoy no sólo es el máximo artillero de la Lepra sino también encabeza la tabla de goleadores del campeonato.

Pero Urruti además de meter tantos importantes para cosechar puntos logró revertir una mala tendencia, porque desde 2007 que en Newell’s no había un jugador que convirtiera cinco goles en las primeras nueve fechas.
En los nueve capítulos del Clausura ya pegó 5 gritos (Estudiantes, Argentinos, Colón, Racing y Godoy Cruz). Y a excepción del gol que hizo en Santa Fe, el resto sirvieron para cambiar el resultado del partido. Es decir que su equipo pasó de estar perdiendo a empatar el cotejo o de ir empatando a ganar. Y esto le permite ser uno de los goleadores del torneo.

Un dato estadístico indica que desde el Clausura 2007 un jugador rojinegro no convertía 5 tantos en los primeros nueve cotejos de un campeonato. El último fue Tacuara Cardozo, quien en la primera mitad del torneo anotó 6, uno más que Urruti (a Lanús 2-3, Argentinos 1-0, dos a Arsenal 3-2, a Gimnasia de Jujuy 1-0 y a Colón 1-3).
Otro detalle es que la Lepra volvió a marcar al menos un gol en cinco encuentros consecutivos tras 18 meses. El último antecedente fue entre el 14 de agosto de 2010 (Lanús 1-1 en Buenos Aires) hasta el 22 de septiembre de 2010 (Estudiantes 1 a 1 en Quilmes por Copa Sudamericana). En ese lapso Newell’s convirtió en 8 encuentros consecutivos. Pero desde ahí hasta ahora nunca hilvanó una racha de 5 cotejos al hilo.

Más allá de que la mayoría del mundo del fútbol no lo considere como un goleador, Urruti es un jugador que vive coqueteando con la definición. En 2009 actuó en 24 partidos en la 5ª división (18 como titular) y marcó 15 goles. Ese año hizo tres menos que los goleadores de la 5ª del torneo de inferiores, que fueron Juan Salguero (San Lorenzo) y Zárate Fagiuoli (Belgrano), quienes terminaron con 18 tantos. Mientras que en reserva, Maxi actuó en 47 partidos (25 como titular y 22 ingresando desde el banco) y convirtió 12.

Pero el joven atacante en primera lleva 18 partidos (16 de titular) con 6 goles. Es decir que sumando sus actuaciones con la camiseta leprosa en todas las divisiones de AFA tiene 33 goles en 89 partidos (sólo 59 como titular).
La Lepra levantó en juego y cambió la mentalidad. Pero también encontró en Urruti los goles que le estaba faltando.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario