Ovación

Con más orden que desequilibrio, Central empató sin goles

Le costó más hallar los espacios en la ofensiva que mantener la solidez del medio hacia atrás. Fue 0-0 ante Unión.

Domingo 14 de Julio de 2019

“Queremos un equipo ordenado, sólido, serio”, dijo Diego Cocca, antes de resaltar que “el juego en tres cuartos de cancha es lo último que vamos a buscar en la pretemporada”. Desde la aseveración del entrenador sobre sus ilusiones y pretensiones, lo de ayer ante Unión estuvo dentro de los parámetros esperados. Lo que se vio en el Gigante fue un Central que nunca perdió la compostura del medio hacia atrás, pero al que le costó hallar los espacios para desequilibrar en los metros finales. Eso hizo que el juego de su equipo por momentos se haya tornado previsible y sin demasiado peso en la ofensiva en lo que fue el segundo ensayo formal, después de aquel empate en Paraguay ante Olimpia. Esta vez fue un 0 a 0 en el que hubo un par de chances no del todo claras para un Central al que recién sobre el final lograron poner en aprietos a su arquero Jeremías Ledesma.

   Pretender ver a esta altura un funcionamiento puro, lúcido, aceitado y sin errores no es lo más aconsejable. Es sumamente difícil que eso suceda. Es que el equipo recién está echando a rodar una idea, a la que sin dudas les faltan algunos ingredientes que refuercen el espíritu, pero sobre todo el convencimiento. Los 70 minutos frente a Unión expusieron la necesidad de dar un salto de calidad en los 15 días que restan para el inicio del torneo.

   Parte de la idea fue claramente visible. El buen trato de la pelota es en lo que se intentó hacer foco, con un juego que tuvo como principal referente al Colo Gil. Quizás fue la postura más cautelosa de Unión lo que le posibilitó a Central manejar más y mejor la pelota, aunque sin la capacidad necesaria para dinamitar el cerrojo del equipo de Madelón.

   Otra vez Rius por la derecha tuvo mayor gravitación que Zabala por la izquierda. Otra vez al equipo le faltó peso del medio hacia adelante y una vez más quedó demostrado que el jugador más capacitado para romper el molde en una jugada es Maximiliano Lovera. De los pies del formoseño nació lo que fue la única jugada de riesgo del primer tiempo. Porque fue veloz para desprenderse de la marca y habilitar a Rius por la derecha, aunque el centro rasante del ex Defensa y Justicia no pudo ser conectado por Riaño en el corazón del área chica, a los 32 minutos. Fue similar lo ocurrido a los 5' del complemento, con otra jugada que inició Lovera a todo ritmo, que continuó con Rius por la derecha y que terminó con un cabezazo desde una buena posición, pero suave, de parte de Zabala.

   Fueron las únicas en lo que respecta a jugadas con movimientos colectivos. Hubo también una escapada de Zabala por la derecha que terminó con un buen centro al que Ribas no pudo llegar (el marcador se le anticipó). Eso sucedió cuando Cocca ya había realizado algunos movimientos. Tras la salida de Lovera, Marinelli ocupó el lugar de un Rius que se trasladó a la izquierda y que movió a Zabala más al centro.

   Con esas variantes posicionales, Central tampoco pudo encontrarle la vuelta al orden de Unión, lo que hizo que Ribas (al igual que Riaño mientras estuvo en la cancha) no tuviera oportunidades para convertir.

   Por lo demás, el orden fue uno de los puntos con los que Cocca pudo haberse ido con cierto margen de tranquilidad. Además de un correcto partido de Rinaudo, Central no pasó sobresaltos, a excepción de un tiro libre de Carabajal, a los 34' del primer tiempo que se dio en el techo del arco. Sí hubo un par de jugadas que pudieron tirar todo por la borda, ya sobre el final del amistoso. Primero con un cabezazo de Troyansky que Ledesma detuvo en el aire con una sola mano y a tres del final con una tremenda intervención del arquero canalla frente al propio Troyansky tras el centro bajo de Martínez.

   El resto fue más moderación que decisión de parte de un Central que entiende que la llave de la presión alta y la dinámica es la adecuada, pero al que por ahora le cuesta embocarle a la cerradura que le permita abrir las puertas que lo guíen al camino que pretende.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario