Central

Con la zaga titular y Lovera en ataque

Tobio y Martínez respondieron a la exigencia y vuelven. El formoseño entrará por Herrera

Viernes 02 de Febrero de 2018

"Al equipo lo tenemos confirmado", tiró Leo Fernández en el arranque de la conferencia, minutos después de haber terminado la práctica de fútbol. "¿Se puede conocer?", fue la repregunta. A lo que el técnico contestó: "Lógico. Vamos con Ledesma; Ferrari, Tobio, Martínez y Fernández; Lioi, Maxi González, Gil y Carrizo; Zampedri y Lovera". Hasta ahí nada extraño, si no fuera porque Martínez y Tobio no habían tenido ni un minuto en el ensayo futbolístico. Sí había trascendido que una vez finalizada la práctica ambos zagueros centrales se quedaron en el campo para realizar una tarea especial, que a la postre fue la que determinó que mañana serán de la partida frente a Unión. Por supuesto que la otra noticia del día fue la confirmación de Lovera, quien irá en lugar del suspendido Germán Herrera. La contracara fue la ausencia de Néstor Ortigoza, quien ni siquiera fue probado.

La intención de Leo Fernández era probar a los que venían tocados. A esa hora de la tarde se sabía que Ortigoza se quedaba afuera, pero le quedaban otros dos nombres para poner bajo la lupa. Y las informaciones que partían desde adentro del Gigante, mientras la práctica se estaba llevando a cabo, hablaban de que Oscar Cabezas estaba próximo al debut y que su acompañante sería Luciano Recalde. Los dos que jugaron de principio a fin. Pero cuando el fútbol llegó al final y todos comenzaron con los trabajos de elongación, Martínez y Tobio se fueron hacia el arco de Regatas, se pararon en el corazón del área y los pelotazos comenzaron a llover, tanto desde la derecha como desde la izquierda. ¿Con qué objetivo? Que los zagueros se mantuvieran activos en sus movimientos y que rechacen. De cabeza, con los pies.

Según confiaron, los desplazamientos de ambos futbolistas fueron intensos y la exigencia fue alta. De allí la decisión de Leo Fernández de confirmarlos unos minutos más tarde.

El técnico pretendía verlos en acción al menos algunos minutos. El contexto lógico hubiese sido en el táctico realizado por todo el plantel, pero la de ayer fue una hoja de ruta alternativa la que se utilizó. Al fin y al cabo la finalidad era la misma y tanto el técnico como sus colaboradores notaron que tanto Tobio como Martínez demostraron que ya están aptos para la competencia, lo que hará que el equipo recupere a la zaga central titular.

Distinto fue lo de Ortigoza, quien insinuó durante la semana que podía llegar en condiciones, pero a quien una nueva sobrecarga en el sóleo le impidió participar del entrenamiento a la par de sus compañeros. Así, el Gordo deberá esperar al menos una semana más para salir al ruedo.

La otra novedad pasó por la presencia de Lovera en el ataque. Es que más allá de las especulaciones que podía hacer Leo Fernández sobre los "tocados", el inconveniente que se le presentaba al DT en esta ocasión era en la ofensiva, por la suspensión del Chaqueño Herrera. Y quedó claro que lo que fue una prueba se transformó en un sentencia, por lo que Lovera tendrá la posibilidad de volver a ser titular después de varios meses. Es que la última vez que le tocó fue con Paolo Montero, por la 8ª fecha de la Superliga, en la derrota 0-1 frente a Atlético Tucumán, en el Gigante, en lo que fue la previa del choque, también contra el Decano, por las semifinales de la Copa Argentina. Ese día Montero apostó por un equipo alternativo.

Después de eso sólo tuvo oportunidades pero ingresando desde el banco en unos pocos partidos (Boca, Newell's y Gimnasia). Ayer no sólo arrancó la práctica entre los once, sino que se mantuvo, ya que Leo Fernández no realizó modificaciones a lo largo del entrenamiento.

La apuesta por Lovera tiene una razón de ser. La otra alternativa era Agustín Coscia, pero las características de uno y otro son diferentes. El formoseño había ingresado de buena manera contra el Lobo, desnivelando por izquierda y generando un par de chances propicias para convertir. Y ahora con Unión enfrente, el DT seguramente entiende que al equipo puede resultarle mucho más sencillo entrarle por abajo que poniendo un jugador como Coscia, que generalmente se mueve y recibe de espaldas al arco rival. Además atendiendo a que el tatengue tiene dos centrales fuertes como Bottinelli y Yeimar Gómez Andrade.

Después de una semana con muchas especulaciones y con la sabida necesidad de lograr el primer triunfo del año, Leo Fernández definió todo de cara al choque de mañana en el Gigante.

Los 7 del banco

El colombiano Oscar Cabezas estará en el banco de suplentes, junto a Emilio Di Fulvio, Alfonso Parot, Joaquín Pereyra, Pablo Becker, Joel López Pissano y Agustín Coscia

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario