Ovación

Con la Superliga, los poderosos de Europa instalaron la grieta y el escándalo

Doce clubes, entre ellos Barcelona y Real Madrid, decidieron "abrirse" para un certamen independiente de mayor beneficio económico. La UEFA y la FIFA los desestimaron. Mucha polémica

Lunes 19 de Abril de 2021

Los principales clubes de Europa, entre ellos Real Madrid, Barcelona, Liverpool, Inter y Juventus, anunciaron este domingo en la noche argentina un acuerdo para formar una nueva competición a la que denominarán Superliga, lo que inmediatamente provocó la reacción de UEFA, que anunció una escisión de esas entidades que están bajo su órbita. Serán días agitados para el fútbol mundial. Porque si bien Europa es el epicentro de la polémica, el precedente la convierte perfectamente en un escenario global.

Los clubes suscriptores, que se autodenominan como fundadores, son los italianos Milan, Inter y Juventus; los españoles Real Madrid, Barcelona y Atlético de Madrid; los ingleses Liverpool, Manchester City, Manchester United, Arsenal, Chelsea y Tottenham. De hecho, la página oficial de Real Madrid y Liverpool lanzaron un comunicado en el que invitan a otros tres clubes a unirse ante de la temporada inaugural que "empezará lo antes posible".

Los clubes fundadores buscarán mantener conversaciones con la FIFA y la UEFA, que respondió con dureza ante la noticia de la creación de la Superliga y le advirtió a los clubes participantes de la Superliga que "no podrán intervenir en ninguna otra competición a nivel nacional, europeo o mundial" y que los jugadores "podrían verse privados de la oportunidad de representar a sus selecciones nacionales".

El proyecto de la Superliga europea surge como una oposición al nuevo formato de la Liga de Campeones que se esperaba para este lunes por parte de la UEFA y que comenzará a disputarse a partir de 2024. Los equipos alemanes y franceses, principalmente Bayern Múnich y París Saint Germain, se negaron a sumarse y desde la entidad madre del fútbol europeo agradecieron el gesto.

Ceferin.jpeg

"La creación de la nueva Liga se produce cuando la pandemia mundial ha acelerado la inestabilidad del actual modelo económico del fútbol europeo. Durante años, los Clubes Fundadores han tenido como objetivo mejorar la calidad y la intensidad de las competiciones existentes y, en particular, crear un torneo en el que los mejores clubes y jugadores puedan competir entre ellos de manera más frecuente", explica el comunicado de la nueva Superliga. Y agrega: "Los Clubes Fundadores creen que las soluciones propuestas por los reguladores no resuelven las cuestiones fundamentales, que son tanto la necesidad de ofrecer partidos de más calidad, como obtener recursos financieros adicionales para todo el mundo del fútbol".

En el comunicado también se informó que el nuevo campeonato europeo tendrá 20 equipos, con los 15 fundadores más otros cinco que se clasificarán anualmente sobre la base del rendimiento de la temporada anterior. La temporada comenzará en agosto y los partidos se jugarán entre semana y todos los clubes seguirán compitiendo en sus respectivas ligas nacionales.

Los 20 clubes se separarán en dos grupos de diez que jugarán partidos de ida y vuelta: los tres primeros de cada grupo se clasificarán automáticamente para los cuartos de final. Los equipos que terminen en cuarta y quinta posición jugarán un playoff adicional a doble partido.

Posteriormente se jugarán playoffs de doble partido a partir de cuartos para llegar a la final, que se disputará a partido único, a finales de mayo, en una sede neutral.

Además, una vez comenzada la competición masculina, se pondrá en marcha la liga femenina.

Milan.jpeg

"Los Clubes Fundadores recibirán, en conjunto, un pago de una sola vez de 3.500 millones de euros dedicados únicamente a acometer planes de inversión en infraestructuras y compensar el impacto de la pandemia del Covid-19", añade la nota que incluye las primeras declaraciones de Florentino Pérez, presidente de Real Madrid y de esta naciente Superliga.

"Vamos a ayudar al fútbol en todos los niveles a ocupar el lugar que le corresponde en el mundo. Este es el único deporte global en el mundo con más de 4.000 millones de seguidores y nuestra responsabilidad como grandes clubes es responder a los deseos de los aficionados", dijo Florentino Pérez, en consonancia con sus vicepresidentes, el estadounidense Joel Glazer (dueño de Manchester United) y Andrea Agnelli (titular de Juventus).

"La Superliga abrirá un nuevo capítulo para el fútbol europeo, asegurando una competición en instalaciones de primer nivel, y por ende un mayor apoyo financiero para la pirámide del fútbol en general", concluyó el comunicado que marcó el inicio de un gran escándalo que anticipa muchos capítulos.

La Fifa desaprobó la Superliga

Infantino.jpg

La máxima entidad del fútbol mundial, FIFA, y en consonancia con la UEFA que lo hizo de inmediato, expresó a través de un duro comunicado que la anunciada Superliga es una "liga separatista". El escrito, dado a conocer en la madrugada de este lunes y suscripto por su presidente, el suizo Gianni Infantino, dejó en evidencia el efecto disruptivo que tendrá para el fútbol europeo tras el anuncio de los "poderosos" de Europa.

"La FIFA desea aclarar, ante varias solicitudes de los medios de comunicación y como ya se ha dicho en varias ocasiones, que se mantiene firme a favor de la solidaridad en el fútbol y de un modelo de redistribución equitativa que pueda contribuir al desarrollo del fútbol como deporte, especialmente a nivel mundial, que es su misión principal. En nuestra opinión, y de acuerdo con nuestros estatutos, cualquier competición de fútbol, ya sea nacional, regional o mundial, siempre debe reflejar los principios básicos de solidaridad, inclusión, integridad y redistribución financiera equitativa", dice el comunicado, que también señala: "Además, los órganos rectores del fútbol deberían emplear todos los medios legales, deportivos y diplomáticos para garantizar que esto siga siendo así. En este contexto, la FIFA sólo puede expresar su desaprobación a una 'liga separatista europea cerrada' fuera de las estructuras futbolísticas internacionales y sin respetar los principios antes mencionados".

Por último, el comunicado resalta: "La FIFA siempre defiende la unidad en el fútbol mundial y pide a todas las partes involucradas en debates acalorados que entablen un diálogo tranquilo, constructivo y equilibrado por el bien del juego y con un espíritu de solidaridad y juego limpio y hará, por supuesto, todo lo que sea necesario para contribuir a un camino armonizado hacia los intereses generales del fútbol".

Los creadores de la Superliga redoblan la apuesta

Ingleses.jpeg

Los 12 clubes europeos que han anunciado la formación de una Superliga de fútbol le hicieron saber a los líderes de la FIFA y la UEFA que ya se han iniciado acciones legales para frenar los intentos de impedir el lanzamiento de la nueva competición. Mediante una carta enviada por el grupo de clubes ingleses, españoles e italianos al presidente de la FIFA, Gianni Infantino, y su similar de la UEFA, Aleksander Ceferin, indicaron que la Superliga ya tenía un aval de 4.000 millones de euros (5.500 millones de dólares) de financiamiento de una institución financiera.

La UEFA amenazó con acciones legales a los clubes de la Superliga después de que se filtraran sus planes. La FIFA también la rechazó. "Nos preocupa que la FIFA y la UEFA puedan responder a esta carta de invitación tratando de imponer medidas punitivas para excluir a cualquier club o jugador participante de sus respectivas competiciones (...) Esto nos insta a tomar medidas preventivas para protegernos de esa reacción adversa, lo que no sólo pondría en peligro el compromiso de financiamiento (...) sino que, algo significativo, sería ilegítimo. Por este motivo, SLCo (Super League Company) ha presentado una moción ante las cortes pertinentes para garantizar la formación sin incidentes y la operación de la competición de acuerdo con las leyes aplicadas'', dijeron los "Clubes Fundadores", que sin embargo no identificaron cuáles fueron los tribunales a los que acudieron.

La historia de esta grieta, recién abierta, promete ser larga. Muy larga.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejá tu comentario