Ovación

Con goles de Palermo y Riquelme, Boca le ganó 2 a 0 Argentinos y sonríe antes del superclásico

Boca Juniors le ganó esta tarde a Argentinos Juniors por 2-0, en un encuentro desarrollado en el estadio Diego Armando Maradona, de La Paternal. Los goles de Boca, que en la próxima jornada será local en el superclásico ante River Plate, fueron anotados por sus dos jugadores más emblemáticos: Martín Palermo, a los 3, y Juan Román Riquelme, a los 21, ambos en la primera etapa.  

Domingo 08 de Mayo de 2011

Boca, de irregular campaña, le ganó esta tarde a Argentinos Juniors por 2-0 en el estadio Diego Maradona con tantos de sus máximos referentes, Martín Palermo y Juan Román Riquelme, por la 13ra. fecha del torneo Clausura.

El máximo goleador histórico del club, que totalizó 303 en su carrera y marcó por tercera fecha consecutiva, abrió el marcador a los 4 minutos del primer tiempo con un cabezazo. Riquelme, reemplazado en el entretiempo por una molestia en el aductor izquierdo, anotó el segundo, de tiro libre, a los 20m. de la etapa inicial y no lo festejó por sus orígenes en La Paternal.

Boca, que la próxima fecha recibirá a River Plate con una racha de cuatro partidos invicto -la mejor en el torneo-, sumó 18 puntos, uno menos que Argentinos, que sufrió la primera derrota como local en el torneo.

El equipo de Pedro Troglio, que llegaba con la valla menos vencida del Clausura (cinco goles), tuvo su peor partido en materia defensiva y Boca lo aprovechó para asegurarse el triunfo con facilidad.

De arranque, un rebote del arquero Nicolás Navarro frente a un disparo de Pablo Mouche (mitad centro, mitad remate al arco) permitió que Palermo demostrara su oportunismo para lograr la apertura del marcador.

Un rato después, una desatención colectiva facilitó el segundo con un tiro libre ejecutado por Riquelme que no encontró reacción de la barrera ni del arquero por un supuesto cobro indirecto, nunca marcado por el árbitro Patricio Loustau.

Tras los goles, Boca comenzó la justificación del resultado a partir de un funcionamiento prolijo, despojado de toda presión ante un rival desorientado. En ese contexto, el mediocampista central Leandro Somoza se destacó por su equilibrio entre el quite y la buena distribución de la pelota.

Argentinos, pese a la abundancia de jugadores con características ofensivas, atacó poco y mal, algo que facilitó la tarea de los zagueros centrales Matías Caruzzo y Juan Insaurralde. Ni siquiera con los ingresos de Gustavo Oberman, Andrés Romero y el uruguayo Gonzalo Vargas pudo resolver Troglio la falta de claridad en los metros finales.

En efecto, la victoria de Boca nunca corrió peligro, pudo incluso tener un margen más amplio y fue bien recibida para conseguir estabilidad en la antesala del superclásico.

Formaciones

Argentinos: Nicolás Navarro; Gonzalo Prósperi, Juan Sabia,  Santiago Gentiletti y Nicolás Berardo; Mauro Bogado o Gustavo  Oberman, Juan Mercier, Emilio Hernández y Ciro Rius; Franco Niell y  Santiago Salcedo. DT: Pedro Troglio.

Boca: Cristian Luchetti; Clemente Rodríguez, Matías Caruzzo,  Juan Insaurralde y Fabián Monzón; Cristian Chávez, Leandro Somoza y  Nicolás Colazo; Román Riquelme; Pablo Mouche y Martín Palermo. DT:  Julio César Falcioni.

Estadio: Argentinos.

Arbitro: Patricio Loustau.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario