Central

Colman, un buen aporte para el armado ofensivo canalla

El volante asistió de gran forma para que Zampedri convirtiera. Jugó en reemplazo de Camacho y respondió

Martes 19 de Septiembre de 2017

Le tocó jugar y respondió con creces. Aportó estilo, control de pelota y pase gol, nada menos. Claro, no fue en la cantidad que Central necesitaba para traerse más que un empate de la cancha de Temperley, pero en lo suyo no falló. Gustavo Colman entró a jugar de 10, como dice su camiseta, y en ese pase filtrado que colocó por entre los centrales la pelota llegó redonda a los pies de Zampedri para que el goleador le diera destino de red cuando iban 22'. Con esa acción justificó su inclusión en el equipo, pero no fue la única. Y aguantó los 90', después de que en el torneo sólo ingresara en los últimos 30 del partido anterior ante San Lorenzo.

El mediocampista ofensivo tuvo una activa participación y fue hasta el final, cuando intentó con algunas pinceladas romper la paridad, como en ese remate que le sacó pintura a la parte superior del travesaño.

El tema será qué pasará con él en la próxima fecha. Es que entró por el lesionado Washington Camacho, aunque no para jugar en la misma posición. Lo más probable es que siga entre los once, en una formación que Paolo Montero seguirá buscando para encontrar el equilibrio que le deje conseguir algo más que un empate en el torneo.

Colman se paró en el medio de la cancha mirando al arco de enfrente. Observando hacia dónde llevar las jugadas ofensivas. Y no demoró demasiado en encontrar el hueco, al lanzar ese pase que capitalizó Zampedri para abrir el marcador.

También se animó a darle al arco, por sorpresa, y con buena dirección, en esa que su remate le sacó pintura al travesaño a los 75'. Y otra buena fue un pase oportuno a Herrera sobre los 79', que el Chaqueño falló por poco dándole de primera al primer palo, el derecho. Y hasta se llevó una amarilla en el último minuto al perder una pelota en la salida del área de Temperley para que no se produjera un contraataque.

Central ganó en tranquilidad en el manejo de las jugadas cuando la pelota pasó por sus pies. Fue un buen nexo con los dos puntas y el equipo tendrá que acostumbrarse a jugar con él desde el inicio porque a Camacho no lo tendrá por más de un mes por culpa de una lesión en la rodilla y el tobillo de la pierna izquierda.

Será cuestión de que en la semana el técnico disponga la mejor forma de que sus compañeros se le asocien (y quiénes serán, porque tal vez el DT pueda probar variantes de nombres y posicionales) de cara al choque del domingo con Banfield porque seguramente seguirá entre los titulares, ese puesto que perdió antes del inicio del torneo.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario