Ovación

Colman se va de Arroyito

A través de su representante, el mediocampista llegó a un acuerdo con la dirigencia para rescindir el contrato

Sábado 16 de Diciembre de 2017

El rearmado del plantel para el próximo semestre contempla altas y bajas. Para el tema refuerzos habrá que esperar un poco más, pero desde la dirigencia ya comenzaron a trabajar en lo relacionado a los casos de algunos futbolistas que Leonardo Fernández no tendría en cuenta. Uno de ellos es Gustavo Colman, con quien ya prácticamente se llegó a un acuerdo de palabra (la semana que viene se rubricará en los papeles) para rescindir el contrato. Ayer fue un día de charlas entre las partes y al arreglo de palabra sólo le falta la rúbrica en los papeles. De concretarse, el volante ya no seguirá vistiendo la camiseta canalla.

   Colman tenía contrato hasta mediados de 2018. En el último tramo del ciclo Montero su situación cambió y eso se potenció con la llegada de Leonardo Fernández, quien sólo lo convocó para el último partido, por la baja a último momento de Nahuel Gómez.

   Después del partido en el que Central perdió 3 a 1 con Argentinos Juniors en el Gigante (previo al choque ante Godoy Cruz por Copa Argentina), desde la dirigencia canalla se comunicaron con Daniel Quinteros, representante del jugador, para charlar sobre la situación del mediocampista, de quien creían que su ciclo en el club "estaba cumplido", según indicó una de las fuentes consultadas.

   A partir de allí comenzaron las charlas, aunque las mismas se potenciaron después de la llegada de Leo Fernández. Es que en ese período Colman ya prácticamente no estuvo en la consideración del cuerpo técnico.

   En principio, lo que se acordó fue la rescisión del contrato. Y según pudo averiguar Ovación la negociación fue en buenos términos, con un arreglo "lógico", tal como lo catalogaron. El futbolista cobrará hasta el último día que trabajó (diciembre), aunque el acuerdo incluiría el pago de al menos un mes más.

   Central le había renovado el contrato a Colman hace cinco meses y eso fue lo que, en un principio, motivó al jugador a solicitar que le abonaran la totalidad del mismo. Pero, se insiste, tras la llegada de Fernández se planteó un cuadro de situación distinto, por lo que Colman entendió que lo mejor era quedar liberado para poder negociar rápidamente con otras institución.

   Según confiaron, Colman entendió que lo mejor que le podía pasar era no quedarse en un club en el que no iba a ser tenido en cuenta y fue eso lo que facilitó mucho las cosas para que Quinteros pudiera llegar prácticamente a un acuerdo con los dirigentes.

   Colman llegó a Central a principios de 2016, de la mano de Eduardo Coudet, que fue el técnico que lo llamó nuevamente cuando el futbolista tenía pensado ponerle punto final a su carrera futbolística. Después, con Paolo Montero, extendió el vínculo por un año más, pero en este último semestre fue teniendo cada vez menos participación en el equipo. De allí las charlas primero y el casi seguro acuerdo para que rescinda su contrato.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario