Ovación

Cocca: "La Libertadores no era un premio, era un castigo"

El DT canalla aseguró que no estaban dadas las condiciones para pelear en ambos frentes.

Domingo 17 de Noviembre de 2019

¿Viendo la final de la Sudamericana no te reprochaste el hecho de ni siquiera haber podido clasificar tercero en la Libertadores?

No. Ese momento era el infierno. El contexto cuando llegamos era el infierno.

¿Tanto?

Teníamos jugadores lesionados, mal entrenados, jugando cada tres días, peleando el descenso, problemas económicos. ¿Algo más? ¿Ya nos olvidamos de todo eso?

La pregunta es porque en aquel momento apostaste por equipos alternativos.

Con estas cinco cosas que te conté, ¿cómo hacés? No era un premio jugar la Libertadores, era un castigo. ¿A qué le das prioridad? Encima había un montón de juveniles que estaban con la cabeza quemada por malos partidos y que no querían ir ni a entrenar a la cancha. Ese contexto fue muy duro. A comparación de eso, esto es el paraíso. Hoy no nos queremos ir de acá, queremos quedarnos comiendo un asado hasta las 6 de la tarde hablando de fútbol. Antes eso no pasaba. Por ahí la gente no lo ve, pero yo si lo veo.

Cualquiera sea el contexto y cualquiera sea el club, es difícil escuchar la frase que dijiste recién sobre que jugar la Copa Libertadores es un castigo y no un premio.

Pero en un montón de clubes pasó que le dieron prioridad a la Libertadores y después no sólo pelearon el descenso, sino que se fueron a la B. ¿Para qué te sirve la Libertadores? ¿Tenés posibilidades de ganarla?

Podían no tener aspiraciones en la Libertadores, quizá sí en la Sudamericana, pero no llegaron ni al tercer puesto.

A ver, como estaban las cosas, por ahí en la parte económica había algún premio que podía entrar al club, pero en la parte futbolística no. Estamos armando un equipo nuevo, generando un cambio de mentalidad. ¿Sabés lo que cuesta cambiar la mentalidad? Mucho. Pero no por culpa de los jugadores, sino por las vivencias que han sufrido. Es lo que había. Yo no vengo a quejarme ni a decir “por qué hicieron esto”, yo digo lo que había cuando llegamos. Había un equipo derrotado de la cabeza, con problemas económicos, con la gente enojada, muchos lesionados, juveniles sin rodaje. En el primer doble turno que hicimos se me lesionó un jugador, entonces es muy difícil de esa manera. Creo que los clubes tienen que ir construyendo estructuras, bases, para que cuando te venga un torneo internacional sea un premio, para que no puedas descuidar ninguna de las dos cosas. Si es difícil jugar un solo torneo, imaginate dos. Queremos generar un Central que salga de esta zona, que pueda entrar a un torneo internacional pero que lo haga con una estructura sólida. Después, para traer buenos jugadores habrá una parte económica por detrás. Todos tenemos que hacer un esfuerzo muy grande porque estamos subiendo por escalera después de haber bajado por ascensor.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS