Ovación

Clausura 2011: Newell's nunca arrancó y perdió merecidamente ante Estudiantes por 2 a 1

Gastón Fernández, a los 13', y Mercado, a los 23', marcaron los goles del Pincha que manejó el desarrollo a su voluntad ante un tibio y desdibujado equipo leproso que no tuvo respuestas futbolísticas en ningún momento. En el final de la primera etapa y cuando ya perdía 2 a 0 Peratta le atajó un penal a Fernández. Sobre el ocaso del partido, Juan Manuel Cobelli descontó para la Lepra.

Viernes 11 de Febrero de 2011

El torneo Clausura comenzó pero a Newell's nadie le avisó. Es que el equipo dirigido por Roberto Sensini no estuvo en la cancha durante el primer tiempo y sólo se asomó tibiamente en el complemento y esa, ante un rival de los quilates de Estudiantes, es una ventaja que no se puede dar. Pese a todo eso, sólo perdió por 2 a 1 ante un equipo pincha que manejó a voluntad el desarrollo. Fue el amo y señor en la primera etapa y en el complemento, pese a cederle el balón y el terreno, siguió manejando los tiempos del partido ante la exasperante escases de ideas de un equipo que no tuvo respuesta futbolísticas ni anímicas en ningún momento.  

El Pincha edificó su victoria en el primer tiempo, cuando dejó expuesta su supremacía en el trámite y en el resultado en base a la buena circulación de balón, en el desequlibrio por los costados y sobre todo una gran explosión en la aceleración en los metros finales de la cancha, donde los jugadores pinchas hacían la diferencia.

A eso Newell's le oponía muy poco, porque ni Bernardi ni Mateo hacían pie en el mediocampo, era desbordado por todos lados, y la línea de tres quedaba muy expuesta y con muchos huecos.

Así se sucedieron las situaciones y llegaron los goles de un equipo que se mostró muy compacto y sólido (como Estudiantes) ante otro que fue una sombra, que no defendió ni atacó bien y que nunca esbozó una respuesta en los primeros cuarenta y cinco minutos (Newell's).

Es cierto que en el segundo gol Pincha Verón ejecutó un tiro libre en movimiento, por lo que la jugada se debió repetir, pero ese no parece suficiente argumento como para que la historia hubiese cambiado.

Fueron dos y pudo ser algún otro, sobre todo de no haber sido por Peratta, que le tapó un penal a la Gata Fernández en el cierre del primer tiempo. Por eso y, aunque suene a exageración, a Newell's le hicieron precio en esa etapa.

En el complemento la cosa cambió un poquito, Estudiantes se replegó en el terreno, le cedió el balón y el terreno a Newell's, que casi nunca supo qué hacer con la pelota, desnudando sus limitaciones a la hora de generar fútbol y, por ende, no tuvo ideas ni claridad y mucho menos profundidad.

Los cambios que intentó Sensini (ingresaron Cichero, Cobelli y Dolci) lejos estuvieron de modificar algo. De hecho, de acuerdo al trámite el único que tenía las armas para cambiar algo era Estudiantes, que en el segundo tiempo se dedicó más a administrar la ventaja y a cuidar el físico, teniendo en cuenta que el miércoles juega en Brasil, por la Copa Libertadores, que a seguir lastimando más a este Newell's que, más allá de alguna variante de nombres, se asemejó peligrosamente al equipo inoperante de la última parte del campeonato pasado.

Una muestra de esto fue una chance que tuvo Bieler, a los 44' del complemento, cuando Roncaglia se equivocó en el pase y se la dejó servida a Bieler, quien fuera del área y sólo ante Orión la tiró arriba del travesaño.

El descuento de Cobelli, en el final del partido y tras otro error defensivo de Estudiantes,  sólo sirvió para poner un poco de suspneso y para que Newell's quede un poco más cerca en los números, pero muy lejos en el juego.
 

 

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario