Ovación

Cinco en busca de la coronación en el Fangio

Werner, Moriatis, Larrauri y Castellano definirán hoy el título en la última fecha.

Domingo 03 de Diciembre de 2017

Cada cual atenderá a su juego. El día esperado llegó. Será una jornada histórica para nuestra ciudad. En el marco de las remodelaciones que está presentando el Juan Manuel Fangio a la sociedad fierrera, en esta jornada dominguera habrá cuatro pilotos que serán el epicentro de la masa. Porque el líder Mariano Werner (255,5 puntos) y sus inmediatos seguidores Emanuel Moriatis (252), el baigorriense Leonel Larrauri (229) y Jonathan Castellano (222,5) buscarán coronarse de gloria en el cierre de temporada del Turismo Nacional en la clase 3. Ayer, cada uno debió sortear diversos escollos. Superaron las barreras y prometen librar hoy una gran batalla sobre el impecable asfalto de nuestro trazado, que se extendió a casi 3500 metros, con la única misión de lograr el campeonato. En medio de esta atractiva y vibrante disputa hay que destacar que el poleman fue Matías Muñoz Marchesi. El chaqueño cronometró 1m 23s 530/1000 y fue escoltado por Norberto Fontana (a 0,082) y Ezequiel Bosio (a 0,179).

   Fue un sábado intenso. Apasionante por momentos. Hubo instantes de drama cuando varios se pegaron en la curva 2. También incertidumbre en el instante que Moriatis (del team con sello rosarino Martos Med) se pegó a la mañana y le arrancó prácticamente la trompa al Focus. Cómo habrá sido la piña que el Mago terminó cambiando de auto.

   Sí, el actual campeón finalizó el día corriendo en el auto de su coequiper Pedro Boero, quien es el único rosarino de pura cepa que está participando de esta 12ª y última fecha del TN. "Fue una jornada movida. Pero nunca me pasó esto de cambiar el auto. Menos en una definición. La verdad es que fue todo muy complicado por un error que cometí. Así que ahora me la tengo que aguantar y apuntar con todo a mañana (hoy)", le dijo el Mago a Ovación mientras almorzaba junto a su hijo Constantino.

   "Es una pista nueva que además tiene mucha tierra. A eso hay que sumarle que el paredón está pegado. Quedó claro que al menor error lo pagás muy caro. Arruiné el buen trabajo del equipo, pero ahora miro hacia adelante con muchas ganas. Por eso es que buscaré sacarle todo el jugo posible al auto de Pedrito y ver cómo termina todo esto. Pese a todo lo complicado, los otros que están peleando el campeonato terminaron también atrás, por lo cual sigue parejo esta lucha. Mañana (hoy) se verá lo más difícil", remarcó el Mago, quien antes de salir a clasificar "hice una especie de fondo blanco con el agua bendita que me dio Mauro (Medina)".

   Lo del agua bendita causó sorpresa. Pero fue real. Porque en medio de los desesperados movimientos de los mecánicos por terminar de la mejor manera el auto de Moriatis, un colaborador del equipo apareció con un bidón "que llegó directo desde el campito de la Virgen de San Nicolás" y regó primero el auto antes de salir a cronometrar y luego le bautizó al actual rey de la categoría. "Es una cuestión de fe", argumentaron por lo bajo en el Martos Med.

   Por su parte, otro que pugna por la corona es nuestro embajador zonal Leo Larrauri. "Veníamos teniendo un sábado redondo. Pensaba que podía meter la pole porque venía muy bien y además el auto (Honda Civic) había funcionado bárbaro todo el día. Pero luego la pista se secó y eso hizo que el tercer grupo bajara los tiempos, por lo que terminamos 12 (hoy saldrá 4 en la tercera serie). Más allá de eso estamos vivos y buscaremos a salir a la victoria", analizó el piloto que está "disfrutando de este momento. Estoy con mi gente en el patio de mi casa y peleando por el título. Lo vivo de manera especial y sólo buscaré terminar lo más adelante posible, pero disfrutando de todo porque estas cosas no se viven siempre".

   A su vez, el líder Werner también tuvo un día complicado "por las condiciones de pista cuando salimos a clasificar con gomas de lluvia. Por lo tanto, mañana (hoy) veremos cómo sigue todo porque está todo muy parejo. Estoy tranquilo, que es lo más importante", confesó el paranaense.

   La jornada ofreció piñas, derrapes y mucha adrenalina. Los zonales (ver aparte) corrieron con suertes dispares, pero ninguno regaló nada en cada instante que se mostraron en la pista. El buen marco de público, agradecido. Porque el paso del TN luego de 21 años está dejando su estela brillosa en nuestra ciudad, que hoy le pondrá sobre la mesa del Fangio tres series en la clase mayor (a las 9,30, 10 y 10.30) y la gran final, a las 13.30 a 22 giros o 40 minutos de duración.

Los zonales corrieron suertes dispares

El grueso de los pilotos zonales vivieron diferentes experiencias en el momento de la clasificación. El baigorriense Leo Larrauri (Honda Civic) fue el más destacado porque pelea por el título (ver aparte) pese a haber quedado 12º. Sin embargo, lo de Iván Saturni es para resaltar. Temprano rompió el motor de su Focus. Pero el de Bigand quedó 11º en una tanda cronometrada condicionada por la lluvia. Además fue el más veloz de su grupo. Incluso brindó una lucha muy atractiva con el baigorriense. El bermudence Fabián Yannantuoni, quien es otro de los locales, terminó 13º con su Peugeot 308, pero tiene temple y máquina como para hoy meter un podio. El rosarino Pedrito Boero (Focus) terminó girando arriba del Ford de Moriatis porque le dio el suyo al Mago cuando se pegó por la mañana. Quedó 21º. Y el parejense Leo Carducci culminó 24º con el Focus.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

script type="text/javascript"> window._taboola = window._taboola || []; _taboola.push({flush: true});