Ovación

Ciclo Kudelka: el año de la pandemia en que pasaron cosas

Cuando un DT queda en la situación de Kudelka es responsable por ser la cabeza, pero hubo factores que incidieron. Repaso de 12 meses de retroceso del ciclo

Domingo 07 de Marzo de 2021

De aquel 15 de marzo de 2020, con victoria en Santiago del Estero en Copa de la Superliga a este 5 de marzo de 2021 con derrota en casa ante Independiente y sensación de ciclo acabado, pasaron cosas. La frase que patentó el ex presidente de la Nación Mauricio Macri para justificar imposibles cabe como anillo al dedo para entender por qué el Newell’s de Frank Kudelka se fue deshilachando al punto de quedar a punto de caer de la cuerda floja. Por supuesto que la responsabilidad mayor es del propio DT, porque aún si estaba disconforme con los jugadores que le trajeron o los que no les pudieron retener, siempre tuvo la chance de decir “hasta acá llegué” e irse sin que se lo pidan. Se intuye entonces que fue aceptando todo lo que fue pasando desde que, antes del partido decisivo con Racing que le hubiera significado una final con Central, pidió que en conjunto con la dirigencia hicieran públicos los objetivos que se perseguirían en el 2021. Lo que se trata en este análisis es dilucidar qué cosas cambiaron de ese buen final de hace un año a hoy y entender porqué se fue debilitando un proceso en alza.

Por supuesto, a un plantel con edad superior a la media, los 7 meses y medio sin competencia por la pandemia lo golpearon más que a otros. La vuelta de Ignacio Scocco, querida por todo el pueblo leproso, elevó el promedio de edad y casi nunca desde aquel 30 de octubre Kudelka pudo disimular la pérdida de ritmo de su equipo.

Cabe la pregunta entonces si este regreso de Scocco, en ese contexto de plantel grande, no agravó la sensación. Y en esto hay que detenerse en que Newell’s pasó de jugar con Leal-Maxi-Palacios en aquel cierre en Santiago del Estero a Palacios-Scocco-Maxi desde el regreso de Nacho. Y hay que decir que los mejores momentos leprosos en la Copa Maradona fue cuando se rompió ese tridente, inclusive dentro de los partidos.

Y dos datos avalan esa hipótesis. Uno fue que Kudelka parecía haber encontrado de vuelta el equilibrio posesión-velocidad cada vez que entró Panchito González, al que usó con éxito desde que Nacho se lesionó con Boca. Y el otro, cuando por lesión también se quedó sin el juvenil, le fue mejor al ataque rojinegro con Alexis Rodríguez, siempre en ese esquema 4-3-3 preferido del técnico. Cambiaron los actores y se afectó la idea de precisión en velocidad que quería Kudelka. Si hasta Leal pareció extrañarse y el viernes quedó claro lo importante que era Palacios.

Ese efecto de ralentización que se fue asentando sin dudas allá donde se definen los partidos, tuvo que ver además con un mediocampo menos ejecutivo donde claramente afectó el bajo nivel de Aníbal Moreno y el que no pudo recuperar Jerónimo Cacciabue, las joyas de los millones posibles allá por marzo.

Y ya es sabido que la última línea dio un paso atrás. Rota la dupla Lema-Gentiletti, uno y otro con otra compañía no volvieron a ser lo importantes que eran y la lesión del segundo impedirá saber si alguna vez volverá a ser. Y aquellos laterales que lucían consolidados como Gabrielli y Bíttolo, uno por su partida después de un claro bajón, y otro por lesión, también dejaron una pendiente a remontar.

El ideario de Kudelka de fútbol protagonista que sedujo al hincha en ese primer año en que lo encaminaba a la salvación y lo clasificó a la Sudamericana, no pudo recuperarlo. Insinuó cambios profundos cuando mandó a Maxi o Pablo Pérez al banco o usó de refuerzo en serio el retorno de Marcioni al que nadie tenía en el radar pero ni así. Estrenó a Justo Giani en un contexto favorable y se hizo echar. Y como en aquel arranque de la Copa Maradona ante Talleres, demoró cambios para asegurar resultados, algo que lo identificó.

Kudelka no le encontró la vuelta. Ni al regreso de Scocco ni a las vicisitudes mencionadas. Por eso estos 12 meses de retroceso lo están dejando sin tiempo.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario